Lunes 15 de abril de 2024

Obispos de Colombia denuncian la escalada de violencia en el sur del país

  • 14 de marzo, 2024
  • Colombia (Celam)
Es una situación de calamidad pública, lamentan, y piden a los grupos armados frenar esa "escalada de muerte", para no lastimar "el frágil pero esperanzador brote de una vida en paz"
Doná a AICA.org

Frente a la escalada de violencia en el sur del país, la presidencia de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC) y los obispos de los departamentos de Cauca y Nariño hicieron un llamado urgente a los actores armados y a las autoridades, para que se desescale el conflicto en la región.

En un comunicado emitido este martes 12 de marzo, piden además facilitar la atención humanitaria para sus comunidades, donde se han presentado enfrentamientos entre estructuras de las disidencias de las FARC y el ELN, quienes se disputan el control del territorio.

“Auguramos que nuestro llamado sea acogido por quienes se confrontan con las armas, motive el desescalamiento del conflicto en nuestras regiones, facilite la atención humanitaria de emergencia y permita a nuestras comunidades el retorno seguro a sus habituales lugares de vida y trabajo, en unión con sus familias”, expresan en su mensaje.

Asimismo, lamentan “el terror que causa el fuego de las armas, la muerte y el daño en la integridad física y emocional, el desarraigo de la propia tierra, los desplazamientos y confinamientos, las minas antipersonales, la ruptura del tejido comunitario y las afectaciones a los ecosistemas”.

Por eso, exhortan a que se terminen estas escaladas de violencia y así no seguir lastimando la fragilidad de los pueblos, que son los que sufren las consecuencias del conflicto. Afirman, además, que los esfuerzos que actualmente se están haciendo por buscar la paz deben verse reflejados en la tranquilidad, seguridad y justicia para los territorios, suscitando ambientes de libertad para los ciudadanos.

El texto lleva la firma del cardenal Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la CEC; su secretario general y obispo auxiliar de Bogotá, monseñor Luis Manuel Alí Herrera; los obispos de las diócesis de Ipiales, Tumaco y Pasto; y los de los vicariatos apostólicos de Guapi y Tierradentro.+