Lunes 21 de junio de 2021

Nueva edición del bendicional para la Argentina

  • 30 de octubre, 2018
  • Buenos Aires (AICA)
La Comisión Episcopal de Liturgia presentó el nuevo bendicional para la Argentina, que actualiza el ritual vigente y, por deseo de los obispos, incluye algunas bendiciones usuales, requeridas por el pueblo de Dios y la práctica pastoral. También se consideró necesario que los textos de la Palabra de Dios fueran tomados de la traducción argentina que se utiliza en los demás libros litúrgicos.
Doná a AICA.org
La Comisión Episcopal de Liturgia presentó el nuevo bendicional para la Argentina, que actualiza el ritual vigente y, por deseo de los obispos, incluye algunas bendiciones usuales, requeridas por el pueblo de Dios y la práctica pastoral.

La nueva edición difiere de la española en lo referente a las expresiones, que presentaban cierta dificultad por ser ajenas a la forma de hablar en el país.

Los obispos también consideraron necesario que los textos de la Palabra de Dios fueran tomados de la traducción argentina que se utiliza en los demás libros litúrgicos.

En este contexto, la Comisión de Liturgia se abocó a la tarea de la traducción del Bendicional, siguiendo los procedimientos establecidos por la Santa Sede, y realizó las adaptaciones que competen a las Conferencias Episcopales en función del N° 39 de las notas preliminares del Ritual latino (De Benedictionibus).

Fruto de varios años de trabajó, la Comisión Episcopal de Liturgia presentó el Bendicional para la Argentina, que tiene las siguientes características y novedades:

? Distribución de las bendiciones por grandes grupos, siguiendo la editio typica y el Bendicional en uso: bendiciones que se refieren directamente a las personas, relacionadas con las construcciones y las diversas actividades de los cristianos, de las cosas que en las iglesias se destinan al uso litúrgico o a las prácticas de devoción, de ciertos objetos de devoción del pueblo cristiano y bendiciones para diversas circunstancias.

? Incorporación, en cada una de las cinco secciones, de bendiciones inexistentes en el actual Bendicional o bien de circunstancias que consideran necesarias. Entre las nuevas bendiciones se pueden destacar:

Primera parte: Se incorporaron las bendiciones sobre los jóvenes, sobre una persona en el día de su cumpleaños, sobre las madres (especialmente en su día), sobre los padres (especialmente en su día), sobre grupos de trabajadores de una institución sanitaria o de salud, de un cuartel de bomberos, de una comisaría u organismo de seguridad. También se incluyeron bendiciones de las personas que forman parte de un centro educativo consideradas en las distintas circunstancias de su vida escolar (inicio del ciclo lectivo, egresados, etc.) y diferenciados por niveles. Se añadió una bendición de las personas que se radican en una localidad, como así también la bendición de los periodistas y comunicadores sociales.

Segunda parte: Se agregó la bendición de una casa que ya se habita, y la bendición de casas comunitarias. Se amplió y diferenció la bendición de una institución educativa, que puede no ser nueva. Se diversificó el esquema ritual para la bendición de una tienda de comercio. Se especificó la bendición para un local de medios de comunicación social, distinguiendo una bendición general de la bendición de una radio. Fue añadido un capítulo destinado a la bendición de entidades de participación pública. Se han incorporado la bendición de un local político, una plaza o parque, una exposición y la bendición para una entidad de bien público. Se añadieron bendiciones de vehículos, que antes se debían realizar desde una estructura ritual general. En el capítulo de bendición de una bandera se hicieron ampliaciones, y se añadieron bendiciones para una placa recordatoria o un monumento.

Cuarta parte: se añadieron bendiciones referidas a los objetos de devoción personal, por ejemplo bendiciones de una imagen del Señor, de la Virgen o de un santo, de una medalla, de una estampa, etc.
En la nueva edición, se recompuso también el esquema ritual con una estructura constante para la mayoría de los ritos de bendición: Invocación inicial, saludo e introducción; Lectura de la Palabra de Dios; preces; padrenuestro; oración de bendición; aspersión con agua bendita; conclusión.

Las oraciones de bendición conservan la dimensión anamnética abreviada (bendición ascendente), e incorporan en la mayoría de los casos la forma deprecativa epiclética (bendición descendente) que contiene el signo propio de la bendición en forma de cruz.

Además, se han hecho coincidir los textos comunes a otros libros litúrgicos (lecturas y oraciones) de acuerdo con las versiones ya aprobadas.

Con la publicación de este ritual, se espera que "la celebración de la bendición redunde verdaderamente en alabanza y glorificación de Dios y se ordene al provecho espiritual de su pueblo".



El Bendicional puede adquirirse en cualquier librería católica, o en la Oficina del Libro ubicada en Suipacha 1032, en el barrio porteño del Retiro, teléfonos: (011) 4328-0859/7745/7746; correo electrónico: ventas@cea.org.ar; www.oficinadellibro.com.ar.+