Lunes 17 de junio de 2024

Noches de la Caridad: un encuentro para descubrir al 'hermano de al lado'

  • 5 de junio, 2024
  • Buenos Aires (AICA)
Participaron referentes de 170 comunidades parroquiales que colaboran con merenderos, comedores comunitarios y que acompañan a personas en situación de calle. Tres propuestas de Mons. García Cuerva.
Doná a AICA.org

Referentes y voluntarios de 170 comunidades parroquiales porteñas que colaboran con merenderos y comedores comunitarios; y que acompañan a personas en situación de calle, participaron del I Encuentro de las Noches de la Caridad.

El encuentro se realizó el 4 de junio en la catedral metropolitana, donde el arzobispo de Buenos Aires, monseñor Jorge García Cuerva hizo una reflexión a partir del texto evangélico del mendigo ciego al borde del camino que le pide a Jesús recobrar la visión, y al que el prelado definió como una persona en situación de calle.

“Cuando nos encontramos con personas así o como el moribundo asistido por el buen samaritano, nos encontramos con gente que están al borde de la vida, gente que quedó excluida, gente que quedó marginada”, aseguró y lamentó que haya personas que no los vean.

“Qué bueno que nosotros podamos decirle: ‘qué querés, qué necesitas, en qué te puedo ayudar’”, expresó y agregó: “Lo que necesitan no son recetas, sino que se los escuche”.

El arzobispo porteño destacó la actitud de Jesús: “No le dice al ciego ‘ahora que te curé, me tenés que seguir, tenés que ser uno de los míos; dale, vení, te di la bolsa de mercadería, tenés que estar conmigo’” y diferenció: “Jesús le dice: ‘tu fe te salvó, ya te puedes ir. Yo ya hice mi parte, ahora seguí tu camino’”.

“Estas son las actitudes de Jesús que nos pueden ayudar en nuestra tarea. Llamar por el nombre a los hermanos que están en la calle, reconocerlo. Lo segundo, que le digamos: ‘ánimo, levántate; sé protagonista de tu vida. No está todo perdido, estamos juntos en ésta, te queremos dar una mano. Tercero, escucharlo y no darle recetas hechas”, propuso. 

“Frente a la gente en situación de calle, los cristianos tenemos un buen motivo para seguir comprometiéndonos con esta realidad. Ese motivo no es ideológico, ni tampoco, siquiera, es un motivo de amor; es un motivo de fe”, diferenció.

Luego dos jóvenes de los Hogares de Cristo dieron testimonio de su situación y contaron su historia de recuperación de las adicciones en esos espacios que fomentan los curas villeros.

También participaron el presbítero Gastón Colombres, de la parroquia Virgen del Carmen de Ciudad Oculta; y el presbítero Damián Reynoso, quien interpretó la canción emblema de los Hogares de Cristo: “La vida como viene”.

El encuentro finalizó con los participantes compartiendo una mesa servida.+

NOTICIAS RELACIONADAS