Lunes 27 de junio de 2022

Murió Fray Aníbal Fosbery, fundador de Fasta

  • 6 de mayo, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
El sacerdote fundador y presidente emérito de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (Fasta) murió este jueves 5 de mayo, a los 88 años, en Buenos Aires. Velatorio y exequias desde hoy.
Doná a AICA.org

Fray Aníbal Ernesto Fosbery OP, sacerdote fundador y presidente emérito de la Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino (Fasta) murió este jueves 5 de mayo, a los 88 años, en Buenos Aires tras haber sido sometido a intervención quirúrgica de la que no pudo recuperarse.

El actual presidente de la fraternidad, presbítero César Garcés Rojas, lo informó a través de las redes sociales expresando: “Con enorme tristeza debo comunicarles que nuestro padre fundador y presidente emérito, P. Aníbal E. Fosbery OP, ha partido al encuentro con el Padre Celestial. Comparto también con ustedes la profunda esperanza de reencontrarnos con Él cuando Nuestro Señor lo disponga”.

“Como sabrán, el padre fue intervenido quirúrgicamente el pasado 27 de abril en una clínica de la Ciudad de Buenos Aires. La complejidad de la operación, su avanzada edad y su delicado estado de salud, imposibilitaron su recuperación, falleciendo a las 18.45 horas” del jueves, precisó.

“Nos unimos todos en oración por el eterno descanso de quien, como sacerdote, padre, maestro y amigo, nos convocara en distintas horas de nuestras vidas a vivir la vocación como testigos de Cristo”, agregó.

El padre Garcés Rojas dio gracias a Dios por “haber tenido la gracia de conocer a este fiel hijo de Santo Domingo, quien hoy culmina su misión en esta tierra y emprende su anhelado encuentro con Dios, la Santísima Virgen del Rosario, su padre Santo Domingo y su hermano Santo Tomás de Aquino”.

Velatorio y exequias
Fasta detalló que hoy, viernes 6 de mayo, a las 10, se abrirán las puertas de la capilla del colegio Fasta Catherina (Soler 5942, barrio porteño de Palermo) para comenzar la celebración de las exequias del padre Fosbery, e indicó que a las 11 será el primer responso y a las 20 la misa.

Al día siguiente, sábado 7 de mayo, se realizará una misa a las 11.30 y otra a las 20, también en la capilla del colegio.

El domingo 8 de mayo se realizará el responso final a las 8.30, a cuyo término los restos mortales del padre Fosbery serán trasladados hasta la basílica de Nuestra Señora del Rosario y convento de Santo Domingo (Defensa 422, barrio porteño de Monserrat), donde se celebrará la misa junto a sus hermanos frailes de la Orden.

Finalizada la ceremonia, los restos del fundador de Fasta serán trasladados a la ciudad de San Martín de los Andes, en donde serán inhumados.

Aquellas personas que no puedan viajar podrán acompañar las ceremonias desde el canal de YouTube de Fasta Movimiento.

Por último, Fasta pidió que "a fin de respetar la sobriedad de nuestra espiritualidad dominicana", se evite enviar o acercarse a las celebraciones con coronas fúnebres u otros tipos de arreglos florales. "En caso de querer ofrecer un presente a la memoria del fundador, se les sugiere realizar un aporte a la colecta del Buen Pastor", solicitó.

Las palabras del hoy papa Francisco
En 2012, en una misa en la catedral metropolitana, el entonces arzobispo de Buenos Aires, hoy papa Francisco, animaba a la comunidad de Fasta en sus 50 años a dar gracias a Dios, y les pidió, en nombre de la Iglesia, docilidad a la Gracia, "ya que no hay forma de hacerle bien a la Iglesia por ningún otro camino que no sea el de la santidad".

"Ser miliciano -término con el cual se identifican los miembros de Fasta- habla de compromiso, de trabajo, de entregarse al Evangelio, y que es, en definitiva, militar en la santidad", manifestó.

También exhortó a los miembros de la institución a "seguir sirviendo a la Iglesia, en la santidad, siendo milicianos en la exigencia propia, en el sacrificio cotidiano, con `la psicología del exilado´ que están `seguros en el ancla, que ya tienen clavada en la otra patria´; y culminó: "Miren aquella patria, trabajen por esta, pero allá. Son exiliados que están en camino".

Como conclusión, el cardenal Joge Bergoglio le pidió a Jesús entonces que les conceda "la gracia de la docilidad para ser santos. La gracia de la militancia en la santidad. Y la gracia de la humildad, que los va a salvar de todo aquello que pueda seducirlos: de riqueza, de vanidad o el poder de otros".

Semblanza de Fasta sobre su fundador
Aníbal Ernesto Fosbery nació en Buenos Aires el 23 de junio de 1933. El 6 de diciembre de 1959 fue ordenado sacerdote de la Orden de Predicadores (OP) y fue poco después enviado a doctorarse en Teología a la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino, de Roma, donde fue testigo directo de los nuevos bríos que el Espíritu Santo daba a la Iglesia con el Concilio Vaticano II.

Apoyado en la espiritualidad dominicana y confiándose al patronazgo de Santo Tomás de Aquino, Fosbery regresó en 1962 a la Argentina y fundó Fasta con el compromiso de transmitir al mundo de hoy el amor a Dios, a la Iglesia y a la Patria, abocándose especialmente a evangelizar la familia, la cultura y la juventud, con especial esmero en la formación integral de sus miembros, privilegiando el estudio del pensamiento tomista y el Magisterio de la Iglesia. La novedosa propuesta cautivó el corazón de miles de jóvenes, y por eso el papa san Juan Pablo II reconoció en 1997 al movimiento como una Asociación Internacional de Fieles de Derecho Pontificio.

Con el devenir de los años, la institución creció y asumió nuevos desafíos pastorales con la creación de una amplia red de colegios con presencia en Argentina y España, y la fundación de la Universidad Fasta, con sede en la ciudad de Mar del Plata. 

En 1985 fundó la Fraternidad Apostólica Sacerdotal Tomás de Aquino, dedicada a formar sacerdotes para la atención espiritual de los laicos y servir al conjunto de la Iglesia, y en 2005 introdujo la Fraternidad Apostólica Santa Catalina de Siena, con la tarea de acompañar a las consagradas que de un modo particular buscan la evangelización de la mujer.

En su extenso servicio sacerdotal, Fosbery se desempeñó como prior del Convento Santo Domingo de Tucumán; fue rector de la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (Unsta), prior provincial de la Orden de Predicadores, presidente del Consejo de Rectores de Universidades Privadas Argentinas (CRUP) y miembro de la Comisión de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau) del Ministerio de Cultura y Educación Argentino. 

En el exterior, fue presidente de la Organización de Universidades Católicas de América Latina, miembro del Consejo Directivo de la Federación Internacional de Universidades Católicas y asesor de la Organización de Universidades Católicas de América Latina; vicepresidente para América de la Sociedad Internacional Tomás de Aquino (SITA) y miembro correspondiente de la Academia Pontificia Santo Tomás de Aquino, con sede en Roma.

Fosbery fue distinguido con el título de socio honorario de la Sociedad Tomista Argentina; se lo galardonó con el premio “Leonardo Castellani” de la Exposición del Libro Católico por su obra “La cultura católica”, y diversas universidades le otorgaron el doctorado honoris causa. 

El sacerdote dominico fue un prolífico ensayista y produjo diversos trabajos sobre temáticas teológicas, religiosas, pastorales, filosóficas, culturales, políticas, éticas, sociales e históricas, entre las cuales se encuentran “La cultura católica”, “Parata sunt omnia”, “La identidad del sacerdocio ministerial”, “Tomismo y espiritualidad: reflexiones acerca de la vida espiritual según santo Tomás”, “Estén preparados: el carisma y la espiritualidad sacerdotal de Fasta”, “El hábito de los primeros principios en el pensamiento de santo Tomás de Aquino y alguno de sus comentadores” y “San Martín de los Andes. historia de su fundación”. Dictó numerosas conferencias en universidades e instituciones de todo el país y en Colombia, Uruguay, Chile, Perú, Italia y España.

Historia del movimiento
Fasta es una asociación internacional de fieles de derecho pontificio fundada en la ciudad de Leones, Córdoba, el 7 de octubre de 1962, por fray Aníbal Fosbery OP, como una respuesta concreta al pedido del Concilio Vaticano II de dar más protagonismo en la vida eclesial a los laicos.

Así, encabezada por su fundador y un puñado de jóvenes, la obra fue extendiendo su acción centrada en la evangelización de la cultura y el amor a Dios, la Iglesia y la Patria.

Dada su espiritualidad dominicana y el patronazgo de Santo Tomás, desde sus orígenes Fasta puso especial esmero en la formación integral de sus miembros, privilegiando el estudio del pensamiento tomista y el Magisterio de la Iglesia.

A la rama laical, en 1985 se sumó la sacerdotal, que en la actualidad cuenta con una veintena de presbíteros que privilegian su pastoral en la atención de los centros juveniles, familias, obras educativas y fundaciones.

Además, desde 2009 funciona la Fraternidad Apostólica Santa Catalina de Siena, conformada por las "catherinas", laicas comprometidas a una vida de perfección cristiana, que promueven la dignidad de la mujer en la sociedad contemporánea y asisten desde su vocación a las comunidades del movimiento.

La Fraternidad de Agrupaciones Santo Tomás de Aquino es una comunidad de laicos, sacerdotes y consagradas que desde un esperanzado amor por Dios, por la Iglesia y por la Patria, procura iluminar la cultura desde una vida de formación espiritual y compromiso cotidiano.

En la actualidad cuenta con comunidades en la Argentina, Ecuador, España, Perú y la República Democrática del Congo en África.

Más información en Facebook Fasta.+