Lunes 20 de septiembre de 2021

El Padre Pepe anhela "mucha solidaridad" ante nueva ola de Covid

  • 7 de abril, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
En el marco de un nuevo aniversario del pontificado de Francisco, y en el comienzo de lo que se espera sea la segunda ola de Covid-19, el presbítero José María Di Paola brindó una entrevista.
Doná a AICA.org

El presbítero José María Di Paola, referente de la pastoral de villas y barrios populares, brindó una entrevista a Télam Radio, en referencia al papel de los “curas villeros” en este nuevo escenario de pandemia.

Consultado sobre la campaña de saludos al papa Francisco en ocasión de su 8° aniversario en la cátedra de Pedro, el sacerdote consideró que al Papa “le gustaron mucho estos saludos porque no son protocolares, no están hechos desde el poder, están hechos desde una capilla en la villa, en el campo, de un peregrino que fue a Luján o San Nicolás, el hombre común. 

“El protagonista de estos mensajes fue el pueblo”, valoró. Sobre todo porque en el último tiempo, “ha recibido mensajes muy negativos, sobre todo de los que tienen el poder, son élites que hablan en nombre del pueblo pero que no representan al pueblo”. 

Los artífices de la campaña, “Generación Francisco” son “hombres y mujeres, adultos y jóvenes también de distintas partes del país, que los une esto de llevar adelante el magisterio de Francisco, y cómo poder transformar las palabras de Francisco en la sociedad. Creo que son los que reconocen en Francisco un líder mundial, cosa que muchas veces no pasa en otros espacios”, explicó el padre “Pepe”.

Consultado sobre el papel de los curas villeros en el nuevo escenario de pandemia, ante una campaña de vacunación que avanza a un ritmo que no era el esperado, expresó: “El rol nuestro sigue siendo el mismo. Tenemos que seguir trabajando en el tema de la comida, de la alimentación. La gente no encuentra trabajo, las changas se pierden cuando se inician cierres de actividades, y algunas ya se han perdido definitivamente. Entonces para nosotros es muy importante continuar con este apoyo desde las capillas para que los vecinos puedan tener un plato de comida. Estamos también desinfectando con cuadrillas, operativos de ropa cuando hace frío, acompañamos a los vecinos que tienen Covid con cajas de alimentos, tenemos las capillas abiertas para cuando se realizan operativos de organismos del Estado, como lo hizo el Renaper, la Anses, siempre abiertos a que las capillas sea el punto más cercano donde el Estado pueda tener contacto con la gente”.

“Seguimos con las escuelas, con la tarea de llegar al vecino que no tiene conectividad, no es lo mismo hacer la escuela en Palermo que hacerla en una villa, por eso vemos cómo llegar con cartillas y distintos modos que buscamos para ayudar”.

El sacerdote recordó que en el inicio de la pandemia, los curas villeros se reunieron con el Presidente para advertirle que la publicidad que estaba circulando en ese entonces, sobre quedarse en casa y llevar el trabajo a su casa, en las villas no se podía llevar a cabo, porque las casas son chicas, las familias multigeneracionales, y en muchos casos viven en una sola habitación abuelos, hijos y nietos. “Y la changa no se puede llevar a la casa. Ahí fue que hicimos el spot: quedate en tu casa, quedate en tu barrio”, destacó.

“A veces las manifestaciones que uno ve por televisión son mensajes de clase media a clase media, y es algo en lo que Francisco insiste muchas veces. Y es un error que hasta en la Iglesia se comete”, advirtió.

Finalmente, el “padre Pepe” anheló que tengamos mucha solidaridad para el tiempo que viene.+