Lunes 27 de septiembre de 2021

Mons. Zurbriggen: Una Iglesia misionera, a ejemplo de la Virgen María

  • 17 de julio, 2020
  • Deán Funes (Córdoba) (AICA)
La prelatura de Deán Funes celebró sus fiestas patronales en honor a la Virgen del Carmen. El obispo, monseñor Gustavo Zurbriggen, animó a imitar a María como misionera y a rezar más el rosario.
Doná a AICA.org

La prelatura de Deán Funes celebró sus fiestas patronales en honor a la Virgen del Carmen en la jornada del jueves 16 de julio. Pese a las restricciones sanitarias, la procesión con la imagen de la Virgen se realizó por las calles céntricas de la ciudad, y una gran caravana de vehículos se convocó para acompañar el recorrido.

Luego de la procesión se celebró la misa en la catedral Nuestra Señora del Carmen. El obispo de la prelatura, monseñor Gustavo Zurbriggen, se dirigió al intendente municipal, a la presidenta del concejo deliberante, a las autoridades policiales, a los sacerdotes y a la comunidad en general, que acompañó la celebración a través de los medios digitales.

Al comenzar, el prelado dijo: “Con alegría y en acción de gracias celebramos hoy los 62 años de consagración de esta iglesia y de la fiesta de su patrona, la Virgen del Carmen”, recordando la celebración fundacional de la prelatura, en 1958. 

“Esta es la iglesia de todos, la casa de toda la prelatura, el lugar donde nos encontramos con Jesús, comemos con Él, escuchamos su palabra y nos llenamos de su misericordia y su perdón. Qué lindo es estar en esta casa, en la casa del Señor. Aquí somos todos hermanos, iguales, hijos de Dios, familia”, mencionó monseñor Zurbriggen. 

“Este año la novena y procesión -dijo el obispo- fueron muy distintas a los años anteriores pero fueron muy lindas, la mayoría de las personas no pudieon venir masivamente a la casa de la Virgen y tampoco hemos podido caminar por las calles de nuestra ciudad. Pero pasó algo mucho mejor porque la Virgen, Nuestra Señora del Carmen, fue a visitarlos a sus barrios, quiso llegar muy cerquita de sus hogares para bendecirlos, sus familias y sus altares”.

Y afirmó: “Ese es el verdadero amor de Madre, de nuestra Madre del Cielo. El Covid-19 impide que nos juntemos, pero la Virgen María fue al encuentro de cada uno de sus hijos. Nunca va a dejar de bendecirnos en Deán Funes cada 16 de julio”.

El prelado hizo mención al Año Mariano Nacional, que “no tenemos que olvidarlo”. “En este año estamos invitados a poner nuestra mirada en esta mujer misionera. Fue ella la primera en contar, en anunciar el amor de Dios que quiso que su hijo eterno se hiciera hombre en su seno. La misión de María fue contar las maravillas del amor de Dios que se ha manifestado en su hijo Jesucristo. Su misión es decirnos: ‘Jesús los salva’, ‘Jesús los perdona’, ‘acércate a Jesús’, ‘volvé a Jesús’”.

En este sentido animó a la comunidad a ser “una Iglesia misionera que anuncie el Evangelio de Jesús, para que se encarne en la vida de cada hombre y cada mujer de nuestra prelatura. Debemos salir a misionar tomados de la mano de la Virgen María. Con Ella todo es más fácil, porque las puertas se abren, y lo hemos visto en el recorrido de nuestras calles”.

Antes de finalizar, monseñor Zurbriggen propuso rezar más asiduamente el rosario: “Es una escuela de evangelización en la que somos misionados y catequizados por la Madre de Dios. Por eso, tenemos que celebrar este año enseñando y proponiendo el rezo del rosario en las iglesias y en las familias. Recordamos los misterios de la vida de Jesús”, sostuvo y agregó: “Nos hace tanto bien rezar al menos un misterio por día. La oración nos fortalece en la caridad y en la esperanza”.

Finalmente, el prelado de Deán Funes deseó “una feliz fiesta patronal y con el rosario en la mano, pongamos toda nuestra confianza en el amor del corazón de Cristo y del cuidado maternal de la Virgen María, Nuestra Señora del Carmen”.+