Miércoles 5 de octubre de 2022

Mons. Uriona valoró el testimonio de los jóvenes: "Cristo sigue llamando y ellos lo escuchan"

  • 19 de octubre, 2018
  • Río Cuarto (Córdoba)
En el marco del Encuentro Diocesano de Jóvenes, que durante los días 13, 14 y 15 de octubre reunió a más de 500 participantes de la diócesis de Villa de la Concepción del Río Cuarto, el obispo diocesano, monseñor Adolfo Uriona FDP dio su testimonio.
Doná a AICA.org
El obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, monseñor Adolfo Uriona FDP, compartió sus reflexiones sobre lo sucedido en el Encuentro Diocesano de Jóvenes, que reunió durante tres días a más de 500 participantes de la diócesis con el lema "Tu Sí cambia la historia".

El obispo destacó que el encuentro significó un momento de gracia muy grande para la diócesis, y valoró no sólo la convocatoria sino la predisposición de los jóvenes. "Hay entre los chicos, un clima de buena onda, de participar en todo, de alegría, de oración y de servicio" afirmó.

En ese sentido, el obispo consideró que en sus distintos momentos, el encuentro juvenil representó un testimonio de los jóvenes para la sociedad: "Es un momento testimonial muy grande, porque la gente puede ver que la Iglesia tiene jóvenes que pueden estar felices sin andar divirtiéndose mal, sin andar en cosas raras sino contentos porque siguen a Cristo. Es un testimonio para toda nuestra ciudad", sostuvo.

Mons. Uriona destacó además la presencia de los jóvenes en la diócesis, aun en momentos difíciles: "Son tantas las propuestas que tienen los chicos hoy, y tantas las voces que escuchan en contra de la Iglesia, o del alejamiento de la fe, sin embargo los jóvenes responden. Cristo sigue llamando y ellos lo escuchan, y creo que ese es un testimonio también para nosotros, los adultos".

Finalmente, el prelado reflexionó sobre la falta de un proyecto de vida, que afecta a muchos jóvenes en la actualidad. "Es importante tener un sentido, una meta en la vida, un proyecto. La Iglesia los puede iluminar a través de la palabra de Jesucristo para que ellos mismos vayan forjando ese proyecto que normalmente, cuando viene de Dios, es de servicio a los demás. Es fundamental hoy tener un sentido. Estos encuentros ayudan a los jóvenes a que descubran que el sentido de la vida es lo que nos tiene que encaminar siempre" concluyó.+