Sábado 17 de abril de 2021

Mons. Torres en el Día de la Fraternidad: Descubrirnos diversos pero unidos

  • 5 de febrero, 2021
  • Córdoba (AICA)
En el marco del Día Internacional de la Fraternidad Humana, el obispo auxiliar de Córdoba publicó una reflexión en la que llamó a "promover la tolerancia y el entendimiento".
Doná a AICA.org

El obispo auxiliar de Córdoba, monseñor Pedro Javier Torres, publicó una reflexión con motivo del Día Internacional de la Fraternidad Humana en el que llamó a “recuperar la sensatez y el diálogo”, en el tiempo desafiante de pandemia y pidió compromiso para “hacer mayores esfuerzos por promover la tolerancia, y aún más: el aprecio, el entendimiento y el diálogo culturales y religiosos”.

“La pandemia nos ha acorralado en una crisis de incertidumbres sanitarias, económicas, educativas y de miedos exacerbados que, en vez de una libertad responsable, hicieron resurgir viejos y nuevos autoritarismos”, apuntó al comenzar la reflexión publicada el 2 de febrero en el periódico La Voz.

Monseñor Torres habló de un tiempo en el que “se han fragmentado los vínculos y las instituciones”, poniendo como referencia “fallos incomprensibles”, como el del aborto; un tiempo en que “han callado los sindicalistas o se han reducido a negociar paritarias en vez de defender fuentes laborales y buscar caminos de dignidad para los trabajadores y sus familias”; un tiempo en que “la humanidad parece empantanada en sus errores, desilusiones y desorientaciones”.

Sin embargo, dijo que también en este tiempo, “la Santa Sede y algunos países árabes pidieron a la ONU que se proponga redescubrir la fraternidad”. Por eso, en el Día Internacional de la Fraternidad Humana, conmemorado el 4 de febrero, exhortó: “Es urgente recrear la fraternidad, descubrirnos diversos pero unidos, solidarios, remando para el mismo rumbo”.

Pero aclaró que “un camino de fraternidad sólo puede ser recorrido por espíritus libres y dispuestos a encuentros reales. Encuentros donde podremos buscar juntos la verdad en el diálogo. Es un camino perseverante, capaz de recoger con paciencia la larga experiencia de las personas y de los pueblos, como nos enseña el Papa en su carta sobre el tema”.

El prelado concluyó pidiendo esfuerzos por “la tolerancia, el aprecio, el entendimiento y el diálogo culturales y religiosos”.+