Viernes 17 de septiembre de 2021

Mons. Scheinig animó a ver la presencia de Dios en nuestros hermanos

  • 7 de julio, 2021
  • Suipacha (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo de Mercedes Luján presidió el 3 de julio, la Eucaristía en la parroquia Nuestra Señora del Rosario, de Suipacha, para rezar por los enfermos y fallecidos por Covid.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Mercedes Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, presidió la Eucaristía del sábado 3 de julio en la parroquia Nuestra Señora del Rosario, de Suipacha, para rezar especialmente por los enfermos y fallecidos por Covid.

La misa fue concelebrada por el párroco, padre Bertie Flanagan SAC, y los fieles pudieron participar presencialmente respetando el aforo del 30%, y a través de los canales digitales habituales.

En la homilía, reflexionando sobre el Evangelio, el arzobispo expresó: “La fe funciona como una puerta que se nos abre al encuentro con Dios. Cuando uno tiene fe, la puerta está abierta; la puerta se cierra si uno no tiene fe. Por eso es importante que mantengamos la puerta de fe siempre abierta para el encuentro con Dios”.

“A veces nosotros podemos asociar la fe a experiencias grandiosas, maravillosas, asombrosas, buscando el milagro, y el Evangelio nos da una clave para vivir en este tiempo de pandemia”, consideró. “En este tiempo estamos frágiles físicamente, socialmente, moralmente, espiritualmente y por eso, muchas veces estamos tentados a buscar el milagro de Dios, lo grandioso, lo portentoso, lo fuerte. Y Jesús hoy nos recuerda que Dios siempre está presente”.

Al finalizar, el prelado invitó a la comunidad a vivir este tiempo de pandemia con fe, animándolos a ver la presencia profética de Dios en nuestras hermanas y hermanos, afinando nuestra mirada, y teniendo oídos más atentos para descubrir al Señor presente entre nosotros, en la vida cotidiana.+