Martes 29 de noviembre de 2022

Mons. Martínez: "La pequeñez como camino del reino"

  • 23 de noviembre, 2022
  • Posadas (Misiones) (AICA)
El obispo posadeño se refirió a la dimensión espiritual del reinado de Jesús.
Doná a AICA.org

Monseñor Juan Rubén Martínez, obispo de Posadas, destacó este domingo la celebración de la festividad de Cristo Rey y la de los Santos Mártires de las Misiones, realizadas conjuntamente en el santuario provincial de Loreto, luego de una tradicional peregrinación.

Respecto de la peregrinación y la misa en el santuario, el obispo señaló que “es una verdadera expresión de la fe de nuestro pueblo” y subrayó que este año se contó con la gracia de la presencia del Nuncio apostólico en la Argentina, monseñor Miroslaw Adamczyk, que nos trae la cercanía espiritual del papa Francisco”.

Al mismo tiempo, agradeció “especialmente a los sacerdotes, diáconos, consagrados, seminaristas, que acompañan a las comunidades. En ellos encontramos verdaderos animadores de nuestra evangelización”.

“En Loreto, manifestamos que queremos ser los evangelizadores de este tiempo, con una fe encendida en el compromiso de una Iglesia que quiere amar y ponerlo a Jesucristo, Rey del Universo, en el centro de nuestra historia en Misiones y en nuestra Patria”, sostuvo el diocesano, para añadir a continuación que a ese santuario “ llevamos nuestros dolores, peticiones, inquietudes y sufrimientos. Todo lo ponemos a los pies de Nuestra Madre de Loreto y bajo la intercesión de nuestros mártires de las misiones”.

Respecto de la solemnidad de Cristo Rey, monseñor Martínez también aceptó que “puede confundir a varios, asociando esta denominación con un mero poder temporal o bien con la fastuosidad de algunos reyes contemporáneos. Tampoco en la época de Jesús entendían demasiado qué tipo de reinado tenía Jesús y cómo era su Reino. Porque 'verdaderamente el reino de Jesús no es de este mundo'”.

En el mismo sentido, reconoció también: “No es fácil captar el núcleo del cristianismo. La pequeñez como camino a la grandeza del espíritu, el tener alma de pobre para pertenecer al Reino, el morir para vivir en la condición de hijos de Dios y acceder a la vida eterna”.

Para concluir, el prelado afirmó: “Nuestro tiempo necesita que los cristianos podamos tener simplicidad de corazón para comprender y anunciar este Reino de Jesús: el reino de la verdad y la vida, de la santidad y la gracia, el reino de la justicia, el amor y la paz”.+

NOTICIAS RELACIONADAS