Sábado 20 de agosto de 2022

Mons. Marino sobre la Madre Teresa: "Una mujer con incomparable grandeza espiritual"

  • 5 de septiembre, 2016
  • Mar del Plata (Buenos Aires)
El obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, presidió este domingo una misa por la canonización de la Madre Teresa de Calcuta, en la catedral de los santos Pedro y Cecilia, donde destacó que la religiosa "supo traducir en el pleno despojo de sí misma y en el amor misericordioso hacia los más pobres entre los pobres". "Contemplando fotografías, nos damos cuenta de su menuda figura física y de su aspecto frágil, acentuado con los años en su rostro surcado de arrugas. Pero esta apariencia era inversamente proporcional a su incomparable grandeza espiritual", aseguró.
Doná a AICA.org
El obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, presidió este domingo una misa por la canonización de la Madre Teresa de Calcuta, en la catedral de los santos Pedro y Cecilia, donde destacó que la religiosa, con su vida y su obra, fue "la exponente admirable de la sabiduría de vida enseñada por el Divino Maestro. Ella la supo traducir en el pleno despojo de sí misma y en el amor misericordioso hacia los más pobres entre los pobres".

"Contemplando fotografías, nos damos cuenta de su menuda figura física y de su aspecto frágil, acentuado con los años en su rostro surcado de arrugas. Pero esta apariencia era inversamente proporcional a su incomparable grandeza espiritual", aseguró.

Tras señalar que la parte más conocida de esta "gran santa" es su "obra extraordinaria en favor de los considerados como indeseables, que no tenían lugar en las instituciones oficiales", afirmó que "la parte más oculta, pero también la más decisiva para entender a la santa, es su vida interior".

Por último, monseñor Marino invitó a los fieles y a las Hermanas Misioneras de la Caridad pedirle a Dios "recibir debidamente la gracia de este día" e implorar, en este Año de la Misericordia, para "toda la Iglesia la sabiduría del servicio misericordioso hacia el prójimo que la Providencia pone en nuestro camino".+

Texto completo de la homilía