Domingo 5 de febrero de 2023

Mons. Marino pidió defender la dignidad de la mujer

  • 9 de marzo, 2015
  • Mar del Plata (Buenos Aires)
En el día internacional de la mujer, el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, presidió una misa en la catedral local, a la que asistieron integrantes de la Pastoral de la Mujer de la diócesis. Durante la celebración, se rezó por las intenciones de las mujeres presentes y para que muchas que sufren vulnerabilidad y exclusión puedan ser liberadas de este flagelo.
Doná a AICA.org
En el día internacional de la mujer, el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, presidió una misa en la catedral local, a la que asistieron integrantes de la Pastoral de la Mujer de la diócesis. Durante la celebración, se rezó por las intenciones de las mujeres presentes y para que muchas que sufren vulnerabilidad y exclusión puedan ser liberadas de este flagelo.

Al comienzo de su homilía, el obispo elogió la tarea de la Pastoral de la Mujer, que cumplió 15 años de servicio, y recordó que la Iglesia "viene acompañando la promoción social de la mujer en las nuevas condiciones históricas, caracterizadas por fuertes cambios". Aseguró que la tarea "es de gran aliento y se ha vuelto hoy más necesaria que nunca".

"Nuestra visión cristiana de la mujer nos lleva a defender su dignidad y a comprometernos en una acción concreta y eficaz para superar las situaciones de vulnerabilidad y exclusión en las que con frecuencia pueden hallarse en nuestro medio", consideró el obispo.

"La Pastoral de la Mujer ?agregó- no vacila en promover en la diócesis encuentros de trabajo con otras mujeres de diversas confesiones en orden a lograr objetivos comunes. E igualmente se hace presente ante organismos civiles cuando las circunstancias lo piden. Nada que tenga que ver con la dignidad femenina puede resultar indiferente".

Monseñor Marino también advirtió sobre "cierto feminismo extremo que resulta dañino para la verdadera dignidad de la mujer", y que se manifiesta en reclamos que resultan "opuestos al orden natural querido por Dios en su creación". El prelado se refirió al próximo Encuentro Nacional de Mujeres Autoconvocadas, que se realizará en la ciudad balnearia.

El celebrante recordó al beato papa Pablo VI, quien llamó a las mujeres a vivir su vocación en plenitud y adquirir más influencia en el mundo.

"Ustedes ?les dijo- tienen siempre como misión la guarda del hogar, el amor a las fuentes de la vida, el sentido de la cuna; están presentes en el misterio de la vida que comienza, consuelan en la partida de la muerte. Nuestra técnica corre el riesgo de convertirse en inhumana. Reconcilien a los hombres con la vida. Mujeres del universo todo, cristianas o no creyentes, a quienes les está confiada la vida en este momento tan grave de la historia, a ustedes toca salvar la paz del mundo".

Al finalizar la Eucaristía, las integrantes de la Pastoral de la Mujer pasaron al presbiterio, donde monseñor Marino les impartió una bendición especial y les agradeció el servicio que brindan a la diócesis.+

Texto completo de la homilía