Lunes 15 de abril de 2024

Mons. Luis Argüello es el nuevo presidente del Episcopado español

  • 5 de marzo, 2024
  • Madrid (España) (AICA)
El arzobispo de Valladolid toma así el relevo del cardenal Juan José Omella y se convierte en el décimo obispo en presidir la Conferencia Episcopal Española.
Doná a AICA.org

Los obispos españoles, en Asamblea Plenaria, eligieron al arzobispo de Valladolid, monseñor Luis Argüello, nuevo presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE) para el cuatrienio 2024-2028, con un total de 48 votos en la primera votación.

Tras la votación, que tuvo lugar en la mañana de este martes 5 de marzo, Argüello toma el relevo del arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella, convirtiéndose en el décimo obispo en presidir el episcopado español, y asume así nuevas responsabilidades en la CEE, tras cuatro años como secretario general de la Casa de la Iglesia, entre noviembre de 2018 y noviembre de 2022.

El arzobispo de Madrid, monseñor José Cobo, fue elegido por los obispos españoles como nuevo vicepresidente de la CEE y el obispo auxiliar de Toledo, monseñor Francisco César García Magán, como secretario general. 

Afable y de trato cercano a las necesidades de la gente
El nuevo presidente de la CEE, de 71 años, nació el 16 de mayo de 1953 en la localidad palentina de Meneses de Campos. Realizó sus estudios en Valladolid, en el colegio de los Hermanos de La Salle, y luego en la Universidad, donde obtuvo la Licenciatura en Derecho Civil. Cursó los estudios eclesiásticos en el centro de los padres Agustinos de Valladolid.

Fue ordenado sacerdote el 27 de septiembre de 1986 por la arquidiócesis vallisoletana, donde ha desempeñado diferentes cargos. En abril de 2016 fue nombrado por el Papa Francisco obispo auxiliar del arzobispado castellano-leonés, actividad que compaginó con sus responsabilidades como secretario general de la Conferencia Episcopal, hasta que en junio de 2022 el Pontífice lo hizo arzobispo titular. 

“Alentar al Pueblo de Dios a que camine unido”
En sus primeras palabras como presidente de la CEE, Argüello aseguró que el episcopado es un servicio de colegialidad para “impulsar la sinodalidad en la Iglesia”, y resaltó que la Conferencia Episcopal es una organización que persigue la comunión entre los obispos, el Papa y con toda la Iglesia Universal: "Alentar a que todo el Pueblo de Dios camine unido, eso que en los últimos años se llama sinodalidad”, expresó Argüello, que saludó a los periodistas presentes en la sede episcopal junto al nuevo vicepresidente del Episcopado, el cardenal José Cobo.

Argüello también subrayó la importancia de hacer “un ejercicio de escucha” hacia las situaciones que viven las personas vulnerables: “Especialmente nos preocupan situaciones de pobreza del corazón, de soledad, de falta de sentido, de pobreza afectiva y las pobrezas materiales que tiene nuestra sociedad”.

En ese sentido, el presidente de la CEE destacó las dificultades de los jóvenes para contraer matrimonio o formar una familia, dadas las condiciones laborales o de vivienda, o el drama de los migrantes: “Para todos se trata de llevar la buena noticia del Evangelio”, puntualizó Argüello.

Asimismo, el arzobispo de Valladolid ha hecho hincapié en el “anhelo oculto” de la sociedad española por encontrar fuentes “de una regeneración ética y espacios para propiciar encuentros y reconciliaciones, y ha apuntado, como otro desafío de este cambio de época, “los nuevos avances tecnológicos”. Ante tales retos, el prelado hace un llamamiento “al trabajo común”, para el que la Iglesia puede ofrecer “la dignidad sagrada de toda vida humana o la llamada al ejercicio del bien común”.+