Jueves 19 de mayo de 2022

Mons. Lozano: "Resistir cuando nos quieren apartar del camino"

  • 10 de marzo, 2019
  • San Juan
El arzobispo de San Juan de Cuyo, Mons. Jorge Lozano, exhortó a "resistir cuando nos quieren apartar del camino", y puso como ejemplo las tentaciones de Jesús en el desierto. Jesús venía lleno del Espíritu Santo tras haber sido bautizado. Tenía una misión encomendada por el Padre y la tentación es apartarse de ese camino. Después de ayunar 40 días se le aparece el demonio con propuestas engañosas. También nosotros, bautizados y con el Espíritu Santo, somos tentados para desviarnos del camino".
Doná a AICA.org
El arzobispo de San Juan de Cuyo, monseñor Jorge Eduardo Lozano, recordó que el miércoles pasado comenzamos la Cuaresma con un rito muy particular que se realiza solo una vez al año: la bendición e imposición de las Cenizas, rito con el que comienzan los 40 días hasta el domingo de Ramos, cuando celebraremos la semana más importante de la fe y por eso la llamamos "Semana Santa".

"Cada domingo la Palabra de Dios nos prepara el corazón para mirar nuestra vida y llamarnos a la conversión. Hoy el Evangelio de San Lucas ofrece el relato de las tentaciones de Jesús en el desierto. Jesús venía lleno del Espíritu Santo tras haber sido bautizado. Tenía una misión encomendada por el Padre y la tentación es apartarse de ese camino. Después de ayunar 40 días se le aparece el demonio con propuestas engañosas. También nosotros, bautizados y con el Espíritu Santo somos tentados a desviar el camino, pero contemplando a Jesús podemos aprender el modo de resistir y de vencer y la victoria de Jesús es también nuestra. Él no cedió al facilismo, al poder, a la fama".



"Lamentablemente -reflexiona el prelado sanjuanino- vemos cuántos están dispuestos a cualquier cosa con tal de alcanzar poder y gloria. Mientras la pasen bien no les interesa la vida de los demás. Muchos son los que caen en la idolatría del dinero manchado con sangre en las mafias de la droga, la trata de personas, el tráfico de armas", e invita a rezar cada día con humildad "no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal".

La fe y el cuidado de la casa común
Monseñor Lozano se refiere luego al mensaje del Papa que cada año nos ayuda a meditar en alguna dimensión particular de la Cuaresma. Este año nos convoca a ver los vínculos que tiene nuestra fe con el cuidado de la casa común, de la creación como un proyecto del amor de Dios. Nos habla de la Pascua diciendo que "este misterio de salvación, que ya obra en nosotros durante la vida terrena, es un proceso dinámico que incluye también a la historia y a toda la creación. La humanidad es parte del universo creado. Sin duda la más excelente obra creada, pero no separada del resto. La Biblia muchas veces nos habla de la redención como "cielo nuevo y tierra nueva".

Ayunar, orar y dar limosna
"Francisco -prosiguió monseñor Lozano- nos recuerda las tres prácticas habituales de la Cuaresma bajo esta luz:

"Ayunar, o sea aprender a cambiar nuestra actitud con los demás y con las criaturas: de la tentación de ?devorarlo? todo para saciar nuestra avidez, a la capacidad de sufrir por amor, que puede colmar el vacío de nuestro corazón.

"Orar para saber renunciar a la idolatría y a la autosuficiencia de nuestro yo, y declararnos necesitados del Señor y de su misericordia.

"Dar limosna para salir de la necedad de vivir y acumularlo todo para nosotros mismos, creyendo que así nos aseguramos un futuro que no nos pertenece. Y volver a encontrar así la alegría del proyecto que Dios ha puesto en la creación y en nuestro corazón, es decir amarle, amar a nuestros hermanos y al mundo entero, y encontrar en este amor la verdadera felicidad".

El arzobispo sanjuanino concluyó su comentario manifestando su deseo de que "nuestra Cuaresma suponga recorrer ese mismo camino, para llevar también la esperanza de Cristo a la creación, que ?será liberada de la esclavitud de la corrupción para entrar en la gloriosa libertad de los hijos de Dios".+