Lunes 17 de junio de 2024

Mons. Lozano: 'La sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos'

  • 10 de marzo, 2024
  • San Juan (AICA)
A partir de esa cita de Tertuliano, el arzobispo de San Juan advirtió que, "en este tiempo, sigue habiendo hombres y mujeres que son perseguidos y asesinados por odio a la fe".
Doná a AICA.org

Monseñor Jorge Lozano, arzobispo de San Juan de Cuyo, consideró que, cuando se habla de “mártires”, vienen a la memoria aquellas personas que eran tirados a los leones, decapitados o quemados durante los primeros siglos del cristianismo; pero, advirtió, “desde la segunda mitad del siglo XX, en América Latina y en otros continentes, se han vuelto a editar nuevas formas de violencia contra la fe”. 

“El modus operandi es diverso: secuestros, torturas, asesinatos. A veces de modo individual; otras, comunitariamente, en el interior de los templos, mientras rezan. No faltan en ocasiones las acusaciones falsas con que son manchados con sutileza, para desalentar y boicotear su servicio”, describió en su reflexión semanal

El arzobispo sanjuanino señaló que el término “mártir” es de origen griego, y se traduce como “testigo”, y es aquella persona que vio o escuchó algo y puede dar fe de ese suceso; y aclaró: “No se es testigo de abstracciones o ideas, sino de acontecimientos concretos”. 

“La persecución y el martirio marcaron los inicios del cristianismo. El primero fue Jesús, condenado a muerte en un juicio fraudulento, torturado y crucificado. Él amó hasta dar la vida, sin hacer uso de la violencia ni el rencor”, aseguró.

“En el año 197, Tertuliano escribió: “La sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos”, recordó, y profundizó: “Veinte siglos después, en nuestro tiempo, sigue habiendo hombres y mujeres que son perseguidos y asesinados por odio a la fe”. 

Tras señalar que, en el Video del Papa de marzo, Francisco invita a rezar por “los nuevos mártires, testigos de Cristo”, invitó a pedirle a Dios que “sean semillas de nuevos cristianos; y que, a los que ya lo somos, nos conceda ser apasionados por Jesús y por su pueblo”.

Monseñor Lozano citó un informe de la organización “Puertas Abiertas”, que consigna que en el mundo “más de 365 millones de cristianos enfrentan altos niveles de persecución y discriminación debido a su fe”, y describió algunas situaciones puntuales, sobre todo en América Latina.

“En la Semana Santa, en el martirio de Jesús, contemplamos también a los hermanos y las hermanas torturados y asesinados por odio a la fe”, concluyó.+