Martes 28 de septiembre de 2021

Mons. Han Lim Moon: "¿Cuál es la tarea principal de los misioneros?"

  • 6 de julio, 2019
  • San Martín (Buenos Aires)
En su homilía para el domingo 7 de julio, el obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, reflexionó sobre el Evangelio de San Lucas en torno a dos preguntas: "¿Cómo llegas al corazón del que amas? ¿Tienes muy buena noticia como para gritarle?".
Doná a AICA.org
En su homilía para el domingo 7 de julio, el obispo auxiliar de San Martín, monseñor Han Lim Moon, reflexionó sobre el Evangelio de San Lucas en torno a dos preguntas: "¿Cómo llegas al corazón del que amas? ¿Tienes muy buena noticia como para gritarle?".

Al comenzar su reflexión, monseñor Moon se refirió a la cantidad de católicos en América Latina y el Caribe, que últimamente ha descendido. Jesús inició la evangelización al enviar a sus 72 discípulos a todas las naciones, y hoy, la nueva evangelización debe ser nueva en su "ardor", en su "expresión" y en sus "métodos", según expresó Juan Pablo II.

El obispo explicó que "por el Bautismo todos somos misioneros de Cristo". Sin embargo, "muchos no trasmitimos la Buena Noticia por falta de un nuevo o un renovado ardor que es el motor del misionero". Para esto, el obispo indicó que "es indispensable el encuentro con la Buena Noticia en persona, que es Jesucristo", porque "¡Nadie puede anunciar la Buena Noticia fresca en cada situación sin este ardor renovado!", exclamó.



Luego se refirió a los destinatarios de la Buena Noticia, a quienes es importante "conocer bien", por ejemplo, al hombre que está "cada vez más habituado al ?todo ya? y a lo breve", o al que "prefiere la comunicación más por imágenes que por escrito", y quien "para llegar a una conclusión elige más comenzar por la vía del corazón y sentimientos que por la vía de la razón", describió.

En este sentido, indicó que para la nueva evangelización "debemos dar mucha importancia como lugar del encuentro al mundo digital, que se considera como ?sexto continente?, especialmente por medio del celular".

Antes de concluir, el obispo auxiliar de San Martín preguntó a la comunidad: "¿Cuál es la tarea principal de los misioneros? ¡Es la preparación del corazón de la gente para recibir al autor de la sanación, salvación y paz!", anunció y recordó que "la recompensa del misionero es la alegría por constatar el acompañamiento del Señor en toda misión y por la promesa de la vida eterna".+