Miércoles 25 de mayo de 2022

Mons. Gallagher visita Corea del Sur y se reunió con Moon Jae-in

  • 5 de julio, 2018
  • Seúl (Corea del Sur)
En el marco de su visita oficial a Corea del Sur, el arzobispo Paul Gallagher, encargado del Vaticano de Asuntos Exteriores mantuvo una reunión "cordial y de denso contenido" en Seúl con el presidente de la República, Moon Jae-in. El principal diplomático del Vaticano expresó este jueves su optimismo por las conversaciones en curso para fomentar una paz duradera en la península coreana, augurando que se lograrán "muchas cosas buenas" a pesar de los desafíos por el camino.
Doná a AICA.org
La reunión forma parte de la extensa labor diplomática del Vaticano, según informó la Oficina de Prensa de la Santa Sede. Monseñor Gallagher "llevó el saludo y la oración del papa Francisco para el camino de la paz y de reconciliación en la Península Coreana".

Por su parte el mandatario coreano afirmó que "el papa Francisco contribuyó al éxito de la Cumbre entre las dos Coreas, gracias a su mensaje de paz y armonía". Durante la reunión se destacó la importancia de relanzar todas las iniciativas humanitarias útiles, así como la necesidad urgente de promover una cultura de paz entre los jóvenes.

Monseñor Gallagher llegó a la Península el miércoles 4 de julio y permanecerá en la nación asiática durante seis días.

En la mañana de hoy, jueves 5 de julio tras su encuentro con el presidente Moon se trasladó a la zona desmilitarizada entre ambas Coreas para inspeccionar la construcción de una catedral católica.

Acompañaron al diplomático del Vaticano el arzobispo de Seúl, cardenal Andrew Yeom Soo-jung, el nuncio apostólico monseñor Alfred Xuereb, el arzobispo de Gwangju, monseñor Hyginus Kim Hee-joong, y el oficial militar Francis Xavier Yu Soo-il.

Para mañana viernes, tiene previsto una reunión con la canciller surcoreana, Kang Kyung-wha, y luego recibirá a unos 45 legisladores católicos en Seúl.

Concluirá su estadía con una intervención en un simposio sobre la paz y los derechos humanos, y celebrará una misa en la catedral Myeongdong de Seúl.

El encargado del Vaticano de Asuntos Exteriores señaló a la prensa local que estamos "en un momento histórico, un tiempo de esperanza y el Santo Padre está apoyando ese movimiento". +