Lunes 24 de enero de 2022

Mons. Franzini: "Nunca imaginé formar parte del Sínodo de Obispos"

  • 9 de octubre, 2012
  • Buenos Aires (AICA)
Monseñor Carlos María Franzini, obispo de Rafaela, conversó con la prensa antes de partir hacia Roma para participar de la XIII Asamblea General del Sínodo de Obispos convocada por el papa Benedicto XVI, que se desarrollará hasta el domingo 28 de octubre. El prelado aseguró no imaginar tamaña convocatoria: "No me esperaba esta hermosa y comprometedora misión que nos han encomendado".
Doná a AICA.org
El obispo de Rafaela, monseñor Carlos María Franzini, conversó con la prensa antes de partir hacia Roma para participar de la XIII Asamblea General del Sínodo de Obispos convocada por el papa Benedicto XVI y que se desarrollará hasta el domingo 28 de octubre. El prelado, ahora también padre sinodal, manifestó: "No me esperaba esta hermosa y comprometedora misión que nos han encomendado".

Monseñor Franzini comentó que, junto a los otros padres sinodales representantes del episcopado argentino, han querido marcar un espíritu de oración en las comunidades a fin de rogar a Dios por los frutos del encuentro que mantendrán con el Papa. "Esto es un acontecimiento que esperamos sea un nuevo Pentecostés. Para esto, más allá del esfuerzo humano, estamos rezando mucho, y en la diócesis se están realizando muchas oraciones por este acontecimiento que creemos es una gracia", reveló el obispo.

El prelado porteño, que desde 2000 guía a la diócesis rafaelina, aseguró que la Nueva Evangelización es un tema de primer orden para Benedicto XVI. "La preocupación más fuerte en el Papa y en quienes colaboran más directamente con él en la curia romana es la gravísima crisis de fe que atraviesa buena parte del hemisferio norte súper desarrollado", destacó el obispo, quien aseveró también que algunas preocupaciones de la Iglesia en Latinoamérica no figuran en los lineamientos previstos para el encuentro.

No obstante, afirmó que ésta "tiene un camino recorrido que merece ser apreciado y, en lo que sirva, aprovechado por otras Iglesias hermanas".

Además, monseñor Franzini aprovechó para divulgar la dinámica del congreso: "hay una primera semana dedicada a las ponencias particulares de cada uno de los padres sinodales; la segunda transcurrirá recogiendo todo lo que se ha escuchado, y ya la tercera está destinada a definir las proposiciones para ser presentadas al Papa".

El obispo adelantó que hablará "de los sujetos evangelizadores", prestando especial atención a la temática de los sacerdotes. "La nueva evangelización reclama sujetos evangelizadores nuevos y creo que el lugar del ministerio presbiteral es irremplazable. Desde mi propia experiencia pastoral, pienso que es uno de los temas más urgentes para mirar con atención", expresó.

El sínodo es una institución creada por el papa Pablo VI después del Concilio Vaticano II, como un modo de dar una mayor efectividad a la colegialidad episcopal. Se trata de un instrumento del cual el Papa se sirve para consultar a los obispos de manera sistemática sobre grandes temas que hacen a la vida de la Iglesia y a su misión. Se reúne periódicamente en sesiones ordinarias o bien de forma extraordinaria cuando Su Santidad lo requiere. El Santo Padre, en esta ocasión, optó por atender a la Nueva Evangelización, según la preocupación emanada de las conferencias episcopales, que con antelación a la cita en Roma proponen asuntos de discusión.

La representación argentina se completa con monseñor Jorge Eduardo Lozano, obispo de Gualeguaychú; monseñor Héctor Aguer, arzobispo de La Plata; monseñor Virginio Domingo Bressanelli SCJ, obispo de Neuquén, y como padre suplente, monseñor Eduardo Eliseo Martín, obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto. +