Miércoles 18 de mayo de 2022

Mons. Franzini invitó a convertirse a la alegría del Evangelio

  • 6 de marzo, 2014
  • Mendoza (AICA)
El arzobispo de Mendoza, monseñor Carlos María Franzini, compartió una carta pastoral al finalizar la Jornada de discernimiento pastoral en la que animó a vivir una mística común, desarrollar la pastoral ordinaria para que sea más misionera, abierta y expansiva, y pidió prestar singular atención a los gestos programáticos propuestos para la arquidiócesis, a fin de avanzar en el camino pastoral y responder a la vocación evangelizadora.
Doná a AICA.org
El arzobispo de Mendoza, monseñor Carlos María Franzini, compartió una carta pastoral al finalizar la Jornada de discernimiento pastoral llevada a cabo el sábado 1º de marzo. En el texto, titulado "Convertirnos a la Alegría del Evangelio", el arzobispo reconoció que la comunidad fue nuevamente llamada a evangelizar.

El arzobispo hizo una nueva convocatoria a emprender el camino de conversión pastoral, tan pedido por el papa Francisco y ya presente en el Documento de Aparecida y el Camino de Renovación Eclesial y Pastoral (CREP). Para ello, pidió mayor contemplación, mirar a los pobres y "salir" hacia las periferias.

Monseñor Franzini afirmó que la espiritualidad de comunión misionera estimulará al salir, ir al encuentro y superar la autorreferencialidad.

"Invito a todos los que formamos la Iglesia de Mendoza a entrar en esta mística común, que se funda en una vida genuinamente contemplativa; que reconoce en los pobres un singular "sacramento" del Señor y por ello asume la pobreza y sirve a los pobres; que siente pasión por salir, ir al encuentro, comunicar a otros la Buena Nueva que nos hace felices", expresó el arzobispo.

El prelado también invitó a afianzar la "pastoral ordinaria", para que sea más misionera, expansiva y abierta. Para ello, puntualizó en la catequesis, la liturgia y la diaconía en armónico desarrollo, y pidió que los organismos y equipos diocesanos, parroquiales y demás entidades estén animadas por esta "mística común".

Monseñor Franzini habló también del sostenimiento económico de la misión evangelizadora de la Iglesia: "La misión debe ser sostenida por el aporte de todos los miembros de la comunidad cristiana. No se trata sólo de recaudar más, sino también de administrar con mayor transparencia, eficiencia y austeridad los escasos recursos de los que disponemos".

El arzobispo de Mendoza también habló en su carta de la misión programática y una serie de encuentros que hacen a la comunidad arquidiocesana. Entre ellos, destacó la Misión Joven 2014, que quiere ser la respuesta de la Iglesia mendocina a la propuesta que recibieron los jóvenes participantes de la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro.+

Carta pastoral en formato PDF