Sábado 20 de agosto de 2022

Mons. Fernández: Jesús, María y José, modelos de cercanía y cuidado para Cáritas

  • 14 de febrero, 2022
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, presidió una misa en la catedral Inmaculada Concepción, para recibir a las imágenes de la Virgen y de San José que inician su peregrinación.
Doná a AICA.org

Por iniciativa de Cáritas Argentina, en el marco de su tradicional "Caminata", las imágenes de la Virgen y de San José peregrinarán por las diócesis del país.

El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, presidió este domingo la Eucaristía en la que ambas imágenes fueron recibidas en la arquidiócesis.

La actividad es una "caminata institucional" que procura alentar el sentido religioso de la tarea de los agentes de Cáritas, por lo que las imágenes recorrerán las distintas Cáritas parroquiales de la arquidiócesis con el lema: "Somos Cáritas, presencia que cuida, vínculos que hermanan y audacia que transforma".

Durante la misa, monseñor Fernández insistió en contemplar a Jesús, María y José como modelos de cercanía y de cuidado de los hermanos: "María es madre, y en sus entrañas lleva la pasión por el cuidado. Es conmovedor verla en Caná, preocupada porque a los novios les faltó el vino", observó.

Y reflexionó: "Del mismo modo, María dice a los agentes de Cáritas: 'Mirá, no tienen colchón, mirá no tienen una frazada para protegerse del frío, mirá, no se alimentan bien'. Ella siempre nos llama a cuidar a los demás. Así lo hizo también en la Cruz, acompañando a Jesús en el dolor, y así lo hizo acompañando a los apóstoles temerosos para que no bajaran los brazos y esperaran al Espíritu Santo".

"José también es modelo de cuidado: huyó a Egipto para proteger a su familia, los cuidaba con su trabajo de carpintero, y hoy es considerado el santo custodio de la Iglesia", señaló.

"Y Jesús mismo es el Hijo de Dios que se hizo uno de nosotros para venir a cuidarnos, para compartir el peso de nuestras vidas, para darnos fuerza", añadió.

Ellos tres, consideró, "son el gran modelo de Cáritas, cuya tarea sólo tiene sentido si es capaz de hacer llegar a las personas concretas un alivio en las dificultades".

"No nos avergoncemos de asistir en las urgencias, porque no podemos producir los cambios estructurales que competen al Estado (trabajo, vivienda) y es poco lo que podemos hacer en esa línea, pero nunca debemos dejar de asistir en el dolor y la necesidad. De otro modo, escucharemos con dolor este reclamo de la Palabra de Dios: ´No apartes del mendigo tus ojos, no le des ocasión de maldecirte. Porque si te maldice en la amargura de su alma, el Señor escuchará su queja'", advirtió el arzobispo.

Por eso, destacó, "es importante que Cáritas no se desgaste en exceso de reuniones y planificaciones y nunca deje de estar cerca de las necesidades más urgentes, como María en Caná".+