Martes 28 de junio de 2022

Mons. Fernández a los jóvenes: "El ser cristiano es por naturaleza misionero"

  • 8 de febrero, 2022
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
El arzobispo presidió la misa que cerró la misión de jóvenes que llegó a su fin el domingo 6 de febrero, tras una semana de actividad apostólica en distintos centros.
Doná a AICA.org

El domingo 6 de febrero el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, presidió la misa de clausura de la Misión Juvenil Arquidiocesana de La Plata, en la parroquia Inmaculada Madre de Dios, de Gonnet, una de las sedes misioneras. 

En la homilía, monseñor Fernández invitó a la misión permanente “porque el ser cristiano es por naturaleza misionero”, explicó, y se detuvo a recordar quién es Jesús: “Para cada uno de nosotros es modelo, amigo, fortaleza, vida, Señor y Salvador, y, en el fondo de su corazón humano, encontramos el océano de Dios”.

En ese sentido, agregó que “allí encontramos la fuerza, la paz, la luz, el amor”, y resaltó: “Sólo entonces nos empieza a doler el alma porque hay personas que no lo conocen o no lo aman, y se pierden la maravilla de su amistad. Así entendemos por qué Jesús nos manda a echar las redes en los corazones humanos”.

Con relación a esto, exhortó a tomar un compromiso permanente, un día a la semana, al menos una hora, o como mínimo una vez al mes, para salir a llevar a otros la luz del Señor: “Eso no requiere que seamos perfectos, pero sí que sepamos manifestar que sin Cristo no podemos vivir, y que realmente él es el salvador de nuestras vidas”.

En la misión arquidiocesana, a lo largo de una semana, grupos de jóvenes se congregaron para realizar actividades conjuntas y también en cada uno de los diferentes centros que albergaron esta nueva misión.

Entre los testimonios, Micaela, joven misionera del centro San Carlos Borromeo, expresó: “Me sentí y la pasé súper bien, más que nada cuando estaba con los nenes. Compartimos lindas experiencias”.

Por su parte, Juan, también de San Carlos Borromeo, manifestó: “Me gustó el hecho de poder misionar con amigos porque creo que la fe se vive en comunidad y me encanta vivirla con mis amigos. Además, me llevo la amistad  de personas muy lindas que conocí a lo largo de estos días, y estoy muy feliz porque esta fue mi primera experiencia misionera”.+