Martes 11 de agosto de 2020

Mons. Corral: En Huachana, "¡Tú eres nuestra y nosotros somos tuyos"

  • 1 de agosto, 2020
  • Huachana (Santiago del Estero)
Con el lema "Con María, servidores de la esperanza de nuestro pueblo", la diócesis de Añatuya celebró los 200 años de su patrona, Nuestra Señora de Huachana.

La diócesis de Añatuya celebró el viernes 31 de julio la fiesta de su patrona, Nuestra Señora de Huachana, a 200 años de su aparición en el monte santiagueño, con el lema: “Con María, servidores de la esperanza de nuestro pueblo”.

Desde el santuario diocesano, el obispo de Añatuya, monseñor José Luis Corral SVD, presidió la misa, acompañado por el rector del santuario, presbítero Juan Ignacio Liébana. La comunidad se unió a través de los medios digitales.

En el comienzo de su homilía, el obispo dijo: “Este año celebramos los 200 años de presencia amorosa manifestada por la Virgen María en este paraje del monte santiagueño como Madre y Protectora de la Vida. Huachana significa para nosotros casa de la Madre y casa de todos sus hijos que venimos a expresar nuestra fe y devoción. Es lugar donde la vida nace y renace, porque cada año y en cada encuentro volvemos a descubrir que la Virgen fortalece nuestra fe, alienta la esperanza y nos renueva en el amor”.

Haciendo referencia al lema de la fiesta, dijo que "los tiempos de abatimiento, desorientación, ansiedad y desconcierto”, en los que “tal vez nos estamos sintiendo como los discípulos de Emaús que caminaban tristes, desanimados y derrotados”, y agregó: “Estos días hemos contemplado a la Virgencita sola por estos lados, a diferencia de otros años cuando multitudes la visitaban y la rodeaban de su cariño y piedad”.

El prelado definió a la Virgen como “remedio para la soledad y la desesperación”, como la que “consuela porque permanece al lado de quien se siente solo, pues para consolar se necesita la presencia más que las palabras, presencia amorosa que atiende, comprende y sostiene”. Y dijo que una lección que nos está proporcionando esta cuarentena prolongada, “es el ejercicio de la paciencia y de la mansedumbre”.

En este sentido, animó a recuperar la esperanza “cuando parece que no hay nada más que esperar, que no se puede hacer nada más, en los brazos de la Madre el cuerpo de su Hijo ya no tiene nada más que dar porque ya lo dio todo, y allí justamente se está gestando la resurrección”.

Monseñor Corral invitó a los peregrinos a poner “en sus brazos lo que para nosotros ya no tiene solución, lo que nos parece imposible de recuperar, lo que nos resulta difícil de sobrellevar. Cuando aparentemente no hay nada más que hacer, ahí la fe y la esperanza brotan desde el manantial más profundo. Cuando llegan los momentos de agotamiento e intranquilidad, cuando tocamos los límites y tocamos fondo, cuando no vemos el camino a seguir o la salida de una situación, podemos ir a la Virgen -la llena de gracia- para cobijarnos y ampararnos de tantas tempestades y desgracias”.

Finalmente, pidió a la Virgen “que en ningún hogar falte lo necesario y lo importante para vivir con dignidad y crecer en humanidad”. “Aquí estamos juntos a ti, danos tu envión y cólmanos de esperanza para ser servidores del Evangelio de la vida y de la alegría, queremos volvernos a poner de pie y a reanudar el camino, no huir ni quedarnos en la nostalgia, contigo sabemos que atravesaremos la Cruz para alcanzar la luz de un nuevo día”. Al concluir, expresó, como cada año: “¡Tú eres nuestra y nosotros somos tuyos!”. 

Finalizada la Eucaristía, el rector del santuario dio gracias a los servidores por el trabajo durante los días de la novena, y la preparación para la fiesta. El obispo de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic CM, se hizo presente con un mensaje: “Son días muy hermosos y significativos, teníamos pesado celebrar jubilosamente los 200 años de la Virgencita de Huachana. Nos han trastocado los planes y se ha convertido en celebraciones hacia adentro. Que ella nos ayude a caminar juntos en estas horas difíciles, para crecer juntos, y que ayude a nuestros hermanos a mantener viva la fe y la esperanza”. 

Saludo del papa Francisco
El papa Francisco se hizo presente en la fiesta de Huachana con un mensaje de puño y letra dirigido al rector del santuario: “En este día en que celebramos los 200 años del santuario de la Virgen de Huachana, estoy muy cercano a vos y a todo el pueblo fiel de Dios que celebra a nuestra Madre. Rezo por ustedes, que la Virgen los cuide como buena Madre que es. Que Jesús los bendiga. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí”.+