Miércoles 7 de diciembre de 2022

Mons. Colombo animó a honrar la vida para construir la del más allá

  • 9 de noviembre, 2022
  • Mendoza (AICA)
"En el más acá, seamos capaces de testimoniar que otra vida es posible y que hay otra existencia que Dios prepara para nosotros", pidió el arzobispo de Mendoza.
Doná a AICA.org

Monseñor Marcelo Daniel Colombo, arzobispo de Mendoza, celebró la Eucaristía desde la parroquia Virgen de los Pobres, en el barrio San Martín de la capital provincial, donde señaló que la reflexión de las lecturas dominicales se enmarca en la vida cotidiana de la comunidad y en esos ruidos característicos de las barriadas, que obligan a hacer un esfuerzo para escuchar el Evangelio. “Como la vida de todos los días, donde estamos sujetos a tantas distracciones”, graficó, y sugirió a continuación: “Pero hay que poner el oído bien atento a lo que Jesús nos pide”.

El arzobispo mendocino destacó la historia de los Macabeos, una familia propuesta como “ejemplo de una entrega martirial por la propia fe. Siete hermanos que dan su vida por sus convicciones personales”.

“Me hacía acordar cuando escuchaba esa canción, ‘Honrar la vida’. Ellos honraron la vida, entregándola porque entendían que era la única manera de vivir coherentemente lo que creían, y por eso la entregaron”, destacó.

Asimismo, diferenció la actitud de vida de los saduceos, que negaban la resurrección, de la de los fariseos, que tenían una fe que los hacía pensar en la resurrección y en una vida eterna junto a Dios, aunque de un modo limitado.

“Es importante descubrir cómo todos vamos formando parte de un pueblo que reflexiona y, lo que antes no se entendía bien, hoy se entiende mejor, y lo que los fariseos empiezan a pensar, aunque muy estrechamente limitados por su idea religiosa, Jesús les ayuda a entender que no están errados”, explicó, y agregó: “Sino que tienen que abrirse a una comprensión más amplia donde nuestros vínculos de la tierra nos preparan para una vida nueva, donde todos seremos en Dios, finalmente y plenamente suyos, plenamente humanos y hermanos”.

Por último, monseñor Colombo animó a la comunidad a honrar la vida expresando: “Acá construimos la vida del más allá y nuestras relaciones de Justicia, nuestro amor, nuestra capacidad de vivir con coherencia y nuestra fe son signos de esa otra vida que un día tendremos junto a Dios”.

“Por eso, en el más acá de nuestra existencia, seamos capaces de testimoniar que otra vida es posible y que hay otra existencia que Dios prepara para nosotros”, concluyó.+