Lunes 18 de octubre de 2021

Mons. Aguer denunció la perversión de menores en Buenos Aires

  • 21 de noviembre, 2018
  • Buenos Aires (AICA)
El arzobispo emérito de La Plata, Mons. Héctor Aguer, criticó la denominada "agenda globalista" del oficialismo y denunció que en programas del gobierno de la ciudad de Buenos Aires se están promoviendo perversiones sexuales entre niños y adolescentes. Lo expresó en su reflexión en el programa Claves para un Mundo Mejor, que se emitió por el canal 9 de TV el sábado 17 de noviembre.
Doná a AICA.org
El arzobispo emérito de La Plata, monseñor Héctor Aguer, criticó la denominada "agenda globalista" del oficialismo y denunció que en programas del gobierno de la ciudad de Buenos Aires se están promoviendo perversiones sexuales entre niños y adolescentes. Lo expresó en su reflexión en el programa Claves para un Mundo Mejor que se emitió por el canal 9 de TV el sábado 17 de noviembre.

"Hace unos sábados -comenzó diciendo monseñor Aguer a su teleauditorio- inicié una serie de charlas sobre la ´agenda globalista´ del Gobierno del Presidente Macri y hoy me voy a aplicar a la ciudad de Buenos Aires, una ciudad maravillosa, extraordinaria, que recauda mucho dinero con el que hacen obras excelentes, pero también hacen obras perversas, infames, de las cuales sus responsables van a tener que dar cuenta a Dios y a la historia de la Patria".

Cada atleta recibió 36 preservativos del gobierno
"Hay algunas -recordó- que vienen de lejos, de cuando el actual Presidente de la Nación era el Jefe de Gobierno y allí se lanzó un portal llamado "Chau Tabú". ¿Cuál era el tabú al que había que decir chau? Era el orden natural, la decencia, la castidad y es un portal lleno de errores científicos. Hay uno que parece mentira: enseñaban mal a abrir el preservativo, porque lo contaminaban. Pero lo real es que la Ciudad de Buenos Aires se ha propuesto promover la fornicación. En los recientes Juegos Olímpicos Juveniles se repartieron más de 150.000 preservativos, y vi los cálculos que indicaban que eran 36 para cada atleta. Se habrán divertido bastante entre competencia y competencia. Eso pasa en la Ciudad de Buenos Aires que hace muy poco el Jefe de Gobierno consagró al Sagrado Corazón de Jesús. ¿Toman a los católicos por giles? ¡Por favor! no se burlen de Dios".

Totalitarismo impuesto por lobbies de homosexuales
"Pero hay más", prosiguió denunciando el prelado. "Insisten con los niños y con la Educación Sexual Integral (ESI), que es una mentira, porque no es integral sino una educación ideológica para pervertir a la niñez; por eso habría que llamarla Perversión Sexual Integral y lo digo porque he visto algunos de los contenidos que se preparan para el nivel primario. Allí las relaciones son nene con nene, nena con nena y luego todas las otras posibles combinaciones. O sea lo que se trata es de desarmar el bocho de los niños para meterles esta porquería de la ideología de género. Según la cual no existe la naturaleza humana (varón-mujer), sino más de cien combinaciones de género. Cada uno la que siente que es".

"Yo me pregunto: ¿Dónde queda la patria potestad? ¿Dónde la libertad de las instituciones? ¿Qué derecho tiene el Gobierno de meterse en esto? Esto es una intolerable intrusión. Un totalitarismo impuesto por los lobbies de homosexuales que han copado áreas fundamentales."



Están corrompiendo a la juventud argentina
El exarzobispo de La Plata continuó denunciando que "además de los programa de ESI el gobierno porteño hace propaganda del desorden sexual usando el lenguaje inclusivo en una campaña pública para adolescentes". Mostrando una hoja de diario expresó: "Tengo aquí un recorte del diario La Nación y miren lo que dice: ´Desde los 13 años podés consultar con especialistas sobre tu salud sexual sin necesidad de ir acompañados´ y lo escriben acompañadxs", porque así lo hacen con supuesto lenguaje inclusivo, una payasada de la que la Real Academia Española afirma que es imposible aceptar. Dicen además: ´gozá de tus derechos´; a una nena de 13 años le están diciendo esto, o sea que goce con fornicar, total tiene los anticonceptivos y los métodos abortivos, porque además el aborto funciona, aunque parcialmente, en la Argentina sin ninguna dificultad".

Y continuó: "A los muchachos les dicen lo mismo explicando que ´todos tenemos derecho a información, educación y atención gratuita de nuestra salud sexual. Gozá de tus derechos´. Me pregunto: ¿Y los padres? ¿Y los maestros? ¿Y la Iglesia? Creo que esto es un atentado totalitario en nombre de la democracia, en nombre de la difusión de los derechos. Es una cosa increíble".

El "lenguaje inclusivo"
El prelado denunció también que "la decisión de optar por el lenguaje inclusivo con letra equis en palabras como todos o acompañados [todxs o acompañadxs] apunta a que toda la población se sienta incluida respecto a la diversidad sexual, según se explicó durante la presentación en la que participaron autoridades de los tres ministerios a cargo del programa: Salud, Educación y Desarrollo Humano y Hábitat".

Y se preguntó el arzobispo: "¿Cuánta gente hay en la ciudad de Buenos Aires que necesita que le digan todo esto con equis o con una arroba? ¿Cuánta gente hay que anda en búsqueda de sus derechos sexuales? Y siguen: ´Hablamos de los derechos sexuales y reproductivos, el acceso a los métodos anticonceptivos, los cuidados a tomar para prevenir infecciones de transmisión sexual´. Precisamente la sífilis aumentó escandalosamente en los últimos años y sigue el artículo: ´Los servicios de consejería en salud sexual, el respeto a la diversidad sexual y el aborto no punible´. Estas son las cosas que promueve el gobierno de la ciudad de Buenos Aires diciendo que así quitan tabú para seguir la agenda de los ´millennials´. En realidad, tabú es la verdad, tabú es la decencia, es yo soy varón, es yo soy mujer, y esto es Génesis 1,27 donde dice que "Dios los creó varón y mujer". No se trata de un tabú, sino de la verdad natural y de la palabra de Dios".

"Y les leo algo más: ´para los que lo diseñaron el verbo combina por un lado un impacto de fuerte connotación sexual y por el otro la expresión cívica y ciudadana de gozar de los derechos´. Observen que están confesando aquí que derecho es derecho a? fornicar; se lo proponen a chicos y chicas de 13 años. Están corrompiendo a la juventud argentina", concluyó monseñor Aguer.+