Jueves 24 de junio de 2021

Misa y música en San Carlos de Bariloche

  • 29 de enero, 2016
  • San Carlos de Bariloche (Río Negro) (AICA)
El padre Cristóbal Fones SJ, cantautor chileno de música católica, celebrará una misa en la catedral de San Carlos de Bariloche a las 20 y compartirá un momento de oración con sus canciones.
Doná a AICA.org
El padre Cristóbal Fones SJ, jesuita chileno reconocido en América por su "música al servicio de la fe y la promoción de la justicia", celebrará una misa en la catedral de San Carlos de Bariloche, a las 20, y compartirá un momento de oración con sus canciones. Quienes deseen participar del coro que animará la misa deberán ir a las 19 a la catedral para ensayar.

El sacerdote se encuentra en la Argentina con motivo de la culminación del viaje que realizó por la cordillera recorriendo los lugares que misionó el padre Nicolás Mascardi SJ, en el siglo XVII.

Luego de la misa, entre las 21 y las 22, también en la catedral, compartirá su música para orar con la comunidad.

¿Quién fue el padre Nicolás Mascardi SJ?

El padre Nicolás Mascardi SJ nació en la ciudad de Sarzana (Italia) en 1625.

Fue astrónomo y matemático. Perteneciente a una familia noble, decidió abandonar los beneficios de su situación e ingresó a la Compañía de Jesús. Como sacerdote jesuita su primer destino fueron las misiones del Arauco, desembarcando en Chile hacia 1651, donde terminó sus estudios.

Su fuerte personalidad y espíritu de entrega se puso de manifiesto cuando al destinárselo a una cátedra, solicitó misionar.

Su primera misión fue Buena Esperanza, consiguiendo numerosas conversiones. Años más tarde fue traslado a Chiloé, lugar en el que se desempeñó como rector del colegio de la población Castro, y participó en la "misión circular o andante". Fue allí donde tomó su primer contacto con los indios Poyas, grupo tehuelche de la zona del pacífico, a través de unos cautivos traídos por el capitán Diego Villarroel; luego de cuatro años de intensas gestiones, logró la libertad de los prisioneros.

Rápidamente aprendió su idioma, confeccionó un catecismo confesionario y gramática de su lenguaje para misionarlos. De esta manera comienzó a tejer en su mente el proyecto de predicar la fe del otro lado de la cordillera.

En 1669 partió desde Chiloé, Chile, en dirección al lago Nahuel Huapi para descubrir y evangelizar la mítica "Ciudad de los Césares", acompañado por una princesa Poya llamada Huagelen ("Estrella") que le servía de lenguaraz.

Traz cruzar caminando la cordillera de los Andes con balsas y canoas cuatro lagunas, la pequeña expedición llego a Nahuel Huapi en 1970, en cuyas orillas fundó la reducción de "Nuestra Señora de los Poyas del Nahuel Huapi". La vida en la misión fue pacífica. Enseñó a los Poyas el catecismo y a rezar, logrando muchas conversiones. En la misión fue construida una Capilla en la que colocó la imagen de la Virgen, Patrona de la misión.

Su anhelo por difundir la fe no se detuvo en la creación de la misión, y por ello entre 1669 y 1673 realizó varias expediciones por la Patagonia en busca de la "Ciudad de los Césares" extendiendo la evangelización, durante las cuales llegó hasta las proximidades del lago Musters y al estrecho de Magallanes.

En la que sería la última, en las cercanías del paralelo 47 y del Lago Mascardi, tres saetas en el pecho y un golpe certero en la cabeza de boleadoras, pertenecientes a indígenas que "traían las narices agujereadas y en ellas unas chapas de metal", terminan con su vida. Sus amigos, los poyas, lo entierran y llevan la triste noticia a la misión.

Cuando después de treinta años regresan los sacerdotes de la Compañía de Jesús a la misión, los Poyas recordaban los rezos y enseñanzas impartidas por el padre Mascardi.+