Domingo 24 de octubre de 2021

Misa del migrante: Un llamado a profundizar la idea del "nosotros"

  • 29 de septiembre, 2021
  • Quilmes (Buenos Aires) (AICA)
Lo hizo monseñor Juan Carlos Romanín al presidir en la catedral de Quilmes la Eucaristía por la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado. Rezaron el Credo de los Migrantes.
Doná a AICA.org

Monseñor Juan Carlos Romanín SDB, obispo emérito de Río Gallegos y miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral de Migrantes e Itinerantes (CEMI), presidió la misa central por la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado que este año llevó por lema "Hacia un ‘nosotros’ cada vez más grande".

La celebración eucarística desde la catedral de Quilmes fue transmitida por Canal Orbe 21, la TV Pública y otras platafomras virtuales y redes sociales.

“El Papa (Francisco) dice que pasada esta crisis sanitaria de la pandemia la peor reacción sería la de caer en una fiebre consumista, en actitudes egoístas”, advirtió monseñor Romanín citando al pontífice.

“Ojalá, dice el Papa, que al final ya no estén más los otros, sino sólo un nosotros, una gran familia unida, donde todos nos sintamos hermanos y hermanas, más allá de nuestra nacionalidad, nuestra raza, idioma, costumbres, color de piel, manera de vestir o de pensar”, agregó parafraseando el lema.

El prelado explicó que “un horizonte que el Papa propone para llegar a nuestra casa común”, y detalló de dónde tiene origen ese “nosotros” de esa idea de formar una sola humanidad, una familia del que habla el pontífice.

“Lamentablemente, dice Francisco, este proyecto, esta idea de Dios, está roto, fragmentado, herido, desfigurado; y el dice que el precio más caro lo pagan los más débiles, los otros”, sostuvo, y agregó: “Vuelve a reafirmar que todos estamos en la misma barca y una barca que no puede tener muros, sino puentes que nos ayuden a estar juntos”.

Asimismo, señaló que el Papa “llama a soñar juntos, sin miedos, sin prejuicios, como hijos e hijas de esta misma tierra que es nuestra casa común. Todos hermanos y hermanas” e invitó a  buscar el texto completo de Francisco para esta Jornada Mundial del Migrante y el Refugiado.

“Es muy lindo porque él siempre tiene este corazón abierto de Iglesia, madre de todos, donde todos somos protagonistas, donde todos somos sujetos de la evangelización, donde todos formamos parte del reino de Dios; y no que por nuestra raza cultura, lengua, color de piel, estemos separados o divididos”, subrayó.

“No podemos concebir una cosa así cuando Jesús soñó y rezo al Padre: ‘que todos sean uno, Padre; que todos sean uno. Hacia un nosotros cada vez más grande”, concluyó.

Monseñor Romanín invitó a renovar la fe rezando el Credo de los Migrantes.+