Domingo 27 de noviembre de 2022

Masiva participación en la celebración del Día Nacional del Laico en Paraguay

  • 23 de noviembre, 2022
  • Asunción (Paraguay) (AICA)
La celebración consistió en caminatas, misión casa por casa en las comunidades, encuentros de oración y de reflexión en torno a la identidad, misión y vocación del laico.
Doná a AICA.org

La Iglesia en el Paraguay celebró, el pasado domingo día la solemnidad de Cristo Rey, el Día Nacional del Laico, con la participación masiva de laicos de las diferentes parroquias del país.

En este Año del Laicado con el lema “Al instante se pusieron en camino para anunciar a Cristo”, la celebración consistió en gestos comunes como caminata, misión casa por casa en las comunidades, encuentros de oración y de reflexión en torno a la identidad, misión y vocación del laico.

La Coordinación Nacional de Laicos detalló en un comunicado que la celebración contribuye a resaltar “los llamados que hacen los laicos de la urgencia de tomar conciencia, de la necesidad de ser laicos comprometidos con Cristo, siendo protagonistas del bien común en los diferentes ámbitos cotidianos, en especial en la familia”.

Y “desde un modelo de Iglesia en salida misionera, orientados desde los valores del Reino, contribuyamos a la construcción de una sociedad más justa, fraterna y solidaria, transformando las situaciones que oprimen a nuestro pueblo, la violencia silenciosa de la pobreza que excluye y descarta a los más débiles, indígenas y campesinos, jóvenes sin oportunidades de trabajo, familias desestructuradas y otros”, concluye el comunicado.

El inicio oficial del Año del Laicado se llevó a cabo el 21 de noviembre del año pasado, con una misa en la basílica de Nuestra Señora de Caacupé, en la solemnidad de Cristo Rey, promovido por los obispos del Paraguay con el lema “Al instante se pusieron en camino a anunciar a Cristo”

Los principales objetivos de este proceso son: fortalecer el sentido de pertenencia de todo bautizado, promover la formación y propiciar la comunión de los laicos en las diócesis, parroquias, movimientos y comunidades eclesiales. 

Además, las líneas de acción fueron, entre otros: promover valores humanos, formación permanente y sistemática, animar el espíritu misionero, generar espacios de discernimiento e integrar y promover acciones pastorales para una Iglesia “en salida”.+