Martes 30 de noviembre de 2021

Los prelados de Jujuy y Humahuaca enviaron palabras de aliento y esperanza en Navidad

  • 26 de diciembre, 2016
  • San Salvador de Jujuy
La diócesis de Jujuy y la prelatura de Humahuaca saludaron a sus comunidades con motivo de la Navidad, acercando a los fieles "una palabra de aliento y esperanza" frente a las situaciones difíciles que vive el pueblo debido a casos de suicidios, violencia y el avance de adicciones. Los obispos expresaron cercanía e invitaron a los creyentes a confiar en la misericordia de Dios.
Doná a AICA.org
Los obispos de Jujuy y Humahuaca, monseñor César Daniel Fernández y monseñor Pedro Olmedo Rivero CMF, dirigieron un mensaje a sus fieles expresando su cercanía y enviando aliento y esperanza frente a situaciones como suicidios, violencia y adicciones, que la sociedad sufre desde hace tiempo.

Los prelados se dirigieron a familiares y amigos de quienes se han quitado la vida, invitándolos a "entregar a la misericordia de Dios los sufrimientos y la vida de esa persona", confiándole ese hecho inexplicable.

Por otro lado, los pastores pidieron a la comunidad que, unidos en la fe, "comencemos a darnos cuenta de que es tiempo de perdonar y perdonarnos a nosotros mismos, unos a otros y en familia; es tiempo de comenzar a escucharnos y a hablarnos, de visitarnos y animarnos, de compartir alegrías y sufrimientos, de que cuando alguien tenga problemas busquemos soluciones juntos."

Monseñor Fernández y monseñor Olmedo recordaron que "Jesús está en medio nuestro y nos sigue diciendo: ?Yo estoy con ustedes, todos los días hasta el fin de los tiempos?", dirigiéndose principalmente a quienes atraviesan un momento de tristeza, desesperanza, oscuridad, decepción o impotencia, animándolos a buscar a "alguien", asegurando que "el primer paso es pedir ayuda".

"El Señor conoce tu corazón, sabe todo lo que vivís; Él formó tu vida en el vientre de tu madre y te ama. Él tiene una misión para vos. Cuenta también con nosotros y con las comunidades de la Iglesia y con la solidaridad de tus hermanos jujeños", aseguraron los prelados.

Los obispos pidieron también a los funcionarios públicos, profesionales, comunicadores, educadores, sacerdotes, religiosos, religiosas, agentes pastorales, comunidades eclesiales y a "toda la gente buena y solidaria" que sean cuidadores y pastores de la Vida, cultivando actitudes y gestos humanitarios: "Escuchemos al otro con tiempo y atención, miremos a los ojos, hablemos con bondad y sinceridad, transmitamos confianza y paz, seamos justos y generosos con lo que le pertenece a cada uno", manifestaron.

Para finalizar, desearon "que cada uno pueda jugarse enteramente para que todos tengan Vida en abundancia y plenitud" y que en esta Navidad "se afiance en nuestras familias el amor de unos por otros y el cuidado de los más débiles".+

Texto completo del mensaje