Miércoles 5 de octubre de 2022

Los obispos paraguayos exigen al Estado garantizar la libertad de expresión

  • 8 de septiembre, 2022
  • Asunción (Paraguay) (AICA)
Mensaje de la Conferencia Episcopal de Paraguay (CEP) tras el asesinato del joven periodista Humberto Andrés Coronel Godoy.
Doná a AICA.org

“El Estado debe garantizar y proteger la libertad de expresión, más aún en un escenario de alta peligrosidad, de lo contrario el crimen organizado, el narcotráfico y los actos de crueldad avanzarán inexorablemente”, dice el comunicado de la Conferencia Episcopal de Paraguay (CEP) publicado el 7 de septiembre, en relación con el asesinato del joven periodista Humberto Andrés Coronel Godoy.

El periodista de 33 años fue asesinado el martes 6 de septiembre en la localidad de Pedro Juan Caballero (Amambay), cerca de su lugar de trabajo, la emisora de radio “La voz de Amambay”, por dos hombres en moto que le dispararon cuando subía a su coche. Desde el mes de junio, Humberto Andrés Coronel Godoy y uno de sus colegas habían recibido amenazas de muerte, denunciadas a la policía -pero se les negó una escolta- si no dejaban su trabajo periodístico de investigación de ciertos hechos. 

La ciudad de Pedro Juan Caballero está conectada por una avenida con la brasileña Ponta Porá, y se considera un punto de tránsito de drogas desde Bolivia hacia los centros urbanos de San Pablo y Río de Janeiro. La zona está dominada por la corrupción y el narcotráfico, y el alcalde de Pedro Juan Caballero fue asesinado el pasado mes de mayo. Humberto Andrés Coronel Godoy es el vigésimo periodista asesinado en los últimos años.

Lamentando este nuevo episodio de violencia, “que se suma a tantos otros ocurridos en el país", los obispos se muestran  apenados por la muerte del periodista “que cumplía con su deber profesional de informar a la opinión pública”. 

La conferencia episcopal “repudia los actos crueles y los crímenes que atentan contra la vida humana”, “se solidariza espiritualmente con los familiares y amigos por la irreparable pérdida”, y considera que “sólo con una inteligente, oportuna y eficaz intervención de las autoridades nacionales, se pondrá fin a todo tipo de atentado contra la vida, que desde hace tiempo angustia al país y especialmente a esta ciudad fronteriza”.

Por último, el comunicado de la CEP reitera: “la violencia rompe la armonía, el respeto y la paz que nuestros pueblos necesitan para lograr el desarrollo integral y la amistad social”, la violencia no ha construido nada, “sólo ha sembrado la semilla de la violencia y el odio”, por lo que hay que hacer todos los esfuerzos para erradicarla, “y este esfuerzo debe ser realizado por todos los ciudadanos", “pedimos que todos seamos constructores de paz”.+