Viernes 19 de julio de 2024

Los obispos maronitas denuncian que la escalada de la guerra ya afectó al Líbano

  • 5 de enero, 2024
  • Beirut (Líbano) (AICA)
La escalada ya causó, en el sur del país, "víctimas y heridos entre los habitantes de la región, así como destrucciones masivas e incendios en espacios verdes por el uso de bombas de fósforo".
Doná a AICA.org

La escalada de la guerra en Medio Oriente ya afectó al Líbano, acentuando los riesgos de una situación ya transformada en una especie de "bomba de tiempo", por la presencia insostenible en territorio libanés de más de un millón de refugiados sirios: tal es la voz de alarma dada por los obispos de la Iglesia maronita, congregados este miércoles 3 de enero para su reunión mensual en la sede patriarcal de Bkerké, bajo la presidencia del patriarca maronita, cardenal Béchara Boutros Raï.

La escalada -subrayan los obispos en una larga declaración de nueve puntos, difundida después del encuentro- ya causó en el sur del Líbano "víctimas y heridos entre los habitantes de la región, así como destrucciones masivas en varios lugares, sin mencionar el uso de bombas de fósforo, que han quemado espacios verdes". 

Los obispos describen en el comunicado que esta escalada "alcanzó, el martes, la periferia sur de Beirut, en una referencia directa al misil que el martes mató, entre otros, al líder de Hamás, Saleh el-Arouri, en un atentado que sacudió un barrio que funciona como bastión del partido chiita libanés Hezbollah, puntualizó la agencia Fides.

En el primer punto de su declaración, los obispos maronitas piden a los diputados nacionales "cumplir la obligación constitucional" de elegir un nuevo presidente de la República, "salvando al país del colapso y de la inestabilidad".

Respecto a la guerra en Tierra Santa, los obispos maronitas expresan su profunda deploración "por las matanzas, la destrucción y la violencia", perpetradas especialmente contra la población civil en la Franja de Gaza " por parte del ejército israelí y de los colonos israelíes", y piden "un alto el fuego definitivo", que siente las bases para iniciar negociaciones entre las partes implicadas, sobre la base de la llamada "solución de los dos Estados".

Respecto a la escalada del conflicto en las zonas cercanas a la frontera entre Israel y el Líbano, los obispos maronitas piden a los "amigos del Líbano en el mundo" que "contribuyan eficazmente a la aplicación de la resolución 1.701 ( del año 2006) del Consejo de Seguridad, que es la única manera de poner fin a la agresión de Israel y definir un marco claro y eficaz para la paz en el sur del Líbano".

En otro pasaje destacado de su declaración, los obispos maronitas alertan sobre los problemas asociados a la fuerte presencia de refugiados sirios en territorio libanés. "Los registros llevados a cabo por los militares y las fuerzas de seguridad -recuerdan los obispos- demostró que los desplazados están en posesión de municiones y armas sofisticadas, lo cual es una bomba de tiempo que representa una amenaza real para los libaneses". 

Por ese motivo, las autoridades nacionales y supranacionales deben "tomar medidas serias y adoptar las medidas diplomáticas y políticas necesarias, para liberar al Líbano de esta carga que pesa sobre su demografía, su economía y su equilibrio", sostuvieron los prelados.+