Lunes 15 de abril de 2024

Los obispos europeos destacan la dimensión religiosa de la masacre navideña en Nigeria

  • 13 de febrero, 2024
  • Bruselas (Unión Europea)
La Comece celebra la reciente resolución europea que condena la masacre de Navidad de 2023 en Nigeria, pero lamenta que el texto reste importancia a las causas religiosas de la violencia.
Doná a AICA.org

Los obispos europeos reiteraron su grave preocupación por la persecución que sufren las comunidades cristianas en Nigeria y pidieron a las instituciones de la UE que den una respuesta más incisiva al terrorismo islamista en la nación africana.

En una resolución de urgencia adoptada la semana pasada, el Parlamento Europeo (MEP) condenó enérgicamente la masacre navideña cometida en diciembre de 2023 por militantes musulmanes fulani en más de 160 aldeas de las áreas autorizadas de Bokkos, Barkin Ladi y Magu en el estado de Plateau, en el centro de Nigeria.

En los ataques, en los que al parecer se incendiaron ocho iglesias, al menos 200 cristianos murieron, más de 300 resultaron heridos y varios quedaron sin hogar. Según los informes, la violencia desplazó a unas 15.000 personas.

En la resolución adoptada, los eurodiputados destacaron “el papel del cambio climático, la competencia por recursos escasos y la desaparición de esquemas de mediación efectivos” en el conflicto entre agricultores principalmente cristianos y pastores musulmanes fulani.

Ataques terroristas sistemáticos contra cristianos por parte de extremistas fulani
La Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea (Comece), si bien aplaudió la resolución , objetó que el texto resta importancia a la dimensión religiosa del incidente y a su carácter terrorista, como lo subrayaron los obispos nigerianos, según quienes "los continuos estragos causados perpetrados por pastores armados en varias partes de nuestro país, ya no pueden ser tratados como un mero enfrentamiento entre pastores y agricultores”, sino que deben ser tratados “como actos de terrorismo”.

“Las presiones ambientales y económicas -dice el padre Manuel Barrios Prieto, secretario general de la Comece- no pueden explicar suficientemente la ferocidad de los ataques y sus patrones coordinados y sistemáticos cometidos por terroristas islamistas fulani”.

De hecho, los ataques de Nochebuena de 2023 no son casos aislados. En medio de crecientes desafíos de seguridad, que van desde el terrorismo islamista hasta el bandidaje, los cristianos son particularmente atacados y vulnerables en Nigeria.

La Comece recordó que en un ataque ocurrido en enero de 2024, terroristas fulani infiltrados mataron a más de 30 personas y destruyeron varias casas y centros de culto. En septiembre pasado, el seminarista Na'Aman Danlami Stephen de la diócesis de Kafanchan murió quemado en un atroz ataque terrorista. Además, más de 2 millones de cristianos en el estado de Benue fueron desplazados internamente debido a la violencia.

Impunidad de los perpetradores
El Parlamento Europeo ya había denunciado en mayo de 2020 que “más de 6.000 cristianos han sido asesinados desde 2015 por grupos yihadistas o han perecido como consecuencia de la política 'tu tierra o tu sangre' llevada a cabo por los militantes fulani".

Los autores de estos crímenes, incluidos los yihadistas, gozan de impunidad, ya que rara vez son procesados y condenados. Según el padre Barrios Prieto: “Ya no se debe tolerar que todos estos crímenes sigan siendo irresponsables. El gobierno nigeriano tiene la responsabilidad de proteger a sus ciudadanos, incluidas las comunidades cristianas sistemáticamente perseguidas”.

Necesidad de medidas más incisivas por parte de la Unión Europea
Por lo tanto, la Comece instó urgentemente a la Unión Europea a tomar “medidas firmes de acuerdo con su legislación y emplear canales diplomáticos para garantizar la protección de todos los ciudadanos en Nigeria”. En este contexto, el enviado especial de la UE para la libertad de religión o de creencias y el representante especial de la UE para los derechos humanos también podrían hacer una valiosa contribución.

Los obispos europeos ya habían pedido a la comunidad internacional que pusiera fin a la creciente persecución de los cristianos en Nigeria en 2020. En mayo de 2023, la Comisión Episcopal recibió al obispo Matthew Hassan Kukah, de Sokoto, y facilitó una reunión de diálogo con representantes de la UE y de sus Estados miembros.

La persecución anticristiana va en aumento según Puertas Abiertas
Nigeria, que se enfrentó durante años a una infinidad de desafíos de seguridad, que van desde el terrorismo islamista hasta el bandidaje, sigue siendo el lugar más mortífero para que vivan los cristianos, como confirmó recientemente Puertas Abiertas, la organización internacional de defensa de los cristianos y las iglesias perseguidos en todo el mundo. 

En 2021, el 90% de todos los cristianos del mundo que fueron asesinados por su fe estaban en Nigeria. Cada día mueren una media de 14 cristianos nigerianos. Una de las principales amenazas a la seguridad que enfrentan los cristianos es la insurgencia islamista de Boko Haram que ha estado asolando Nigeria desde 2009. Estos terroristas se oponen vehementemente a la educación occidental, considerándola un símbolo de corrupción y decadencia moral.

El flagelo del secuestro para pedir rescate también sigue siendo una amenaza generalizada para la Iglesia. Los bandidos secuestran periódicamente a sacerdotes y religiosos. El incidente más reciente ocurrió a principios de febrero cuando dos claretianos (Misioneros del Inmaculado Corazón de María) fueron secuestrados en el estado de Plateau por unos hombres armados. Fueron liberados unos días después.+