Viernes 17 de septiembre de 2021

Los obispos cubanos enviaron sus condolencias tras el accidente aéreo en La Habana

  • 20 de mayo, 2018
  • La Habana (Cuba)
Los obispos de Cuba expresaron "profunda comunión y condolencias" a los familiares y amigos de los fallecidos en el trágico accidente aéreo ocurrido el 18 de mayo en La Habana.
Doná a AICA.org
Los obispos de Cuba se manifestaron en "profunda comunión" y enviaron sus condolencias a los familiares y amigos de las víctimas del trágico accidente aéreo ocurrido el 18 de mayo en La Habana.

Además, animaron a los sacerdotes y fieles católicos, a ofrecer la misa por el eterno descanso de los fallecidos y por el consuelo que necesitan sus seres queridos. "En Cristo Resucitado ponemos nuestra esperanza en este momento de duelo que embarga a todo nuestro pueblo", afirmaron.

En un mensaje del Secretariado de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) aseguraron la oración a Dios por los tripulantes mexicanos y viajeros de otras nacionalidades y por todos los fallecidos.

Entre ellos mencionaron especialmente a un significativo número de miembros de la Iglesia del Nazareno en Cuba, entre pastores y fieles, sobre todo matrimonios. "A esa querida comunidad cristiana, a sus líderes y miembros, llegue también por este medio nuestra fraterna expresión de comunión y esperanza", dice el mensaje.

Los prelados invocaron a la Virgen de la Caridad "que conoce nuestras penas" y le ofrecieron junto al dolor, los gestos y sentimientos de solidaridad y cercanía de estos momentos.

Texto del mensaje
A todos nuestros hermanos y hermanas cubanos:
Con profunda tristeza y consternación hemos conocido la noticia del lamentable accidente aéreo que al mediodía de ayer sufrió una aeronave que se dirigía desde La Habana rumbo a Holguín.

Los Obispos Católicos de Cuba queremos asegurar a nuestro pueblo la oración a Dios por nuestros hermanos y hermanas fallecidos en este trágico episodio, entre los que también se encuentran los tripulantes mexicanos y viajeros de otras nacionalidades. Al mismo tiempo, queremos hacer llegar nuestras sinceras condolencias y la certeza de nuestra profunda comunión espiritual, a los familiares y amigos cercanos de los que han perdido su vida.

Hemos conocido que entre los que se encontraban en el avión, había un significativo número de miembros de la Iglesia del Nazareno en Cuba (pastores y fieles, sobre todo matrimonios). A esa querida comunidad cristiana, a sus líderes y miembros, llegue también por este medio nuestra fraterna expresión de comunión y esperanza.

A nuestros sacerdotes y fieles católicos los animamos, con la certeza de que ya lo están haciendo en sus comunidades, a ofrecer la Santa Misa por el eterno descanso de los fallecidos y por el consuelo que necesitan sus seres queridos. Unido a ello elevamos nuestras súplicas por la paulatina recuperación de los sobrevivientes. En Cristo Resucitado ponemos nuestra esperanza en este momento de duelo que embarga a todo nuestro pueblo.

Con la certeza filial de que la Virgen de la Caridad conoce nuestras penas, a Ella también le ofrecemos, junto con el dolor que compartimos, tantos gestos y sentimientos de solidaridad y cercanía que se expresan en estas circunstancias.

Secretariado General de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba
La Habana, 19 de Mayo de 2018.