Jueves 2 de febrero de 2023

Los obispos cerraron el plenario episcopal con una misa en Luján

  • 11 de noviembre, 2022
  • Luján (Buenos Aires) (AICA)
Presidió el Card. Poli en el día de San Martín de Tours. Rezan por la paz y la unidad y por sacerdotes y jóvenes. Dan gracias por los frutos de los Hogares de Cristo en la lucha contra las adicciones.
Doná a AICA.org

Un grupo de obispos que participó de la 121ª Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), que se desarrolló esta semana en la casa de retiros “El Cenáculo” de Pilar, se trasladó hoy hasta la basílica nacional de Nuestra Señora de Luján, para dar gracias por la fecundidad de este encuentro y renovar la comunión y la colegialidad episcopal.

En la solemnidad de San Martín de Tours, patrono de Buenos Aires, la Eucaristía fue presidida por el cardenal Mario Aurelio Poli y concelebrada por monseñor Oscar Vicente Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la CEA, y monseñor Jorge Eduardo Scheinig, arzobispo de Mercedes-Luján. También participaron medio centenar de obispos presentes en el santuario mariano.

En la homilía, el purpurado porteño aseguró que "el salir al encuentro de las necesidades de los hombres significa, al mismo tiempo, su contundente confianza en el poder salvífico de Cristo, como así también su solícita colaboración en el misterio de la redención que su Hijo consuma en la cruz".

"Ahí, cuando se cumplía la hora misteriosa en que Jesús debía pasar de este mundo al Padre, al pie del sacrificio, María fue testigo de un amor que llega al extremo. Ahí estará su madre con el corazón abierto para recibir a todos los hijos salvados por su amado Hijo. A partir de ese momento María se pone entre su Hijo y los hombres en la realidad de sus privaciones, indigencia y sufrimientos", sostuvo.

El cardenal Poli señaló que "ella intercede en el cielo por todos los que la invocan y la reconocen como Madre, ahora asunta a la gloria en cuerpo y alma, como enseña San Lorenzo de Brindis, un padre de la Iglesia".

"Ella esucha los ruegos de sus hijos, conoce lo que hay en el corazón del pueblo fiel y sigue intercediendo ante Jesús: 'Hijo, no tienen techo, trabajo, paz, salud, educación, vida digna, peligran las familias'; hoy la discípula, después de escuchar las necesidades de los obispos le dirá a su Hijo: 'no tienen vocaciones para proclamar tu Reino'", puntualizó.

Durante la celebración eucarística, los obispos rezaron especialmente por la paz y la unidad en la Patria y pidieron a la Patrona de los argentinos, por los sacerdotes y los jóvenes, quienes estuvieron especialmente presentes en la reflexión y el trabajo en los días de la asamblea.

Los obispos se unieron también con este gesto a la Peregrinación con la imagen de la Virgen que los Hogares de Cristo están realizando por el país con motivo de los 15 años de esos espacios de acogida y cuidado, “con grandes frutos y una presencia misionera y evangelizadora de aquellos que se recuperan de las adicciones”. El lema que lleva a María a todas las regiones pastorales del país es #NiUnPibeMenosPorLaDroga

Asimismo, se unieron en oración confiada a la Virgen por la necesidad de lluvias en muchos lugares del país, ante una gran sequía que afecta a personas trabajadoras, y también por el cese de los incendios en la provincia de Jujuy.

Una asamblea con clima sinodal
“Los obispos han querido a los pies de la Virgen de Luján, para poner bajo su manto todo lo trabajado en la Asamblea Plenaria; especialmente a los jóvenes y a los sacerdotes. Dos reflexiones, la pastoral juvenil y la pastoral presbiteral, que han estado muy presentes en el plenario”, explicó a AICA el director de la Oficina de Comunicación y Prensa de la CEA, presbítero Máximo Jurcinovic.

“Esta Asamblea Plenaria ha tenido la particularidad de desarrollarse en un clima sinodal. La metodología estuvo planteada para que se produjera un diálogo muy profundo entre los obispos, en las regiones pastorales y en grupos”, destacó, y puntualizó: “Sobre todo contó con la participación de laicas y laicos que, de distintas expertises y variedades del campo pastoral vieron a colaborar a la asamblea, con los obispos con el discernimiento común”.

El vocero episcopal insistió en destacar que “si bien es una asamblea de obispos, contó con mucha gente –laicas y laicos- que vinieron a colaborar en el discernimiento de los obispos de cómo vivir una pastoral más evangelizadora”.

“También se trajo a Luján esta vida y este camino sinodal de la Iglesia en la Argentina”, completó.

Más información en www.episcopado.org y redes sociales.+