Martes 3 de agosto de 2021

Los neocatecumenales celebraron junto con el nuncio apostólico

  • 27 de noviembre, 2018
  • Buenos Aires (AICA)
El nuncio apostólico, monseñor Léon Kalenga Badikebele, celebró las vísperas junto a comunidades neocatecumenales procedentes de Formosa, Tucumán y Buenos Aires, el 20 de noviembre en la basílica Nuestra Señora del Pilar, en Buenos Aires.
Doná a AICA.org
Miembros del Camino Neocatecumenal peregrinaron el 20 de noviembre a Buenos Aires para compartir la celebración de las vísperas con el nuncio apostólico, monseñor León Kalenga Badikebele, en la basílica Nuestra Señora del Pilar.

Entre los presentes se encontraban miembros del Camino provenientes de Formosa, Tucumán y de la ciudad de Buenos Aires. Una de las parroquias participantes fue Nuestra Señora de Narek, del rito armenio católico, encabezada por su nuevo eparca, monseñor Pablo Hakimian.

Los presentes expresaron su adhesión al sucesor de Pedro mediante el canto solemne del credo apostólico, como una etapa en el itinerario neocatecumenal que están recorriendo en sus respectivas parroquias.

Durante el encuentro el enviado papal agradeció las experiencias que varios fieles dieron sobre su encuentro con Cristo a través del Camino con estas palabras: "Me he alegrado mucho escuchando los testimonios porque lo más importante es el testimonio de la vida. Donde están ustedes, donde están las comunidades neocatecumenales son luz del mundo y sal de la tierra. En el nombre del papa Francisco les agradezco esta peregrinación para manifestar su adhesión al Santo Padre".



Monseñor Kalenga manifestó que en las distintas nunciaturas donde ha desarrollado su actividad diplomática encontró a los miembros del Camino Neocatecumenal y admiraba los matrimonios con numerosos hijos: "Lo que me parece mejor de su carisma es la gran cantidad de jóvenes que se encuentran en las comunidades. Es importante estar abiertos a la vida, es importante transmitir la fe a los hijos y evangelizar. Si tenemos una vida mitad y mitad, los jóvenes no nos seguirán. Cuando no se da todo a Cristo, no se da nada. Es una exigencia del amor que llevamos dentro", manifestó.

Comentando el pasaje evangélico en que el apóstol Pedro hace su confesión de fe en Jesús como Hijo de Dios, que fue proclamado durante la celebración, monseñor Kalenga manifestó que la pregunta de Jesús: "¿Y ustedes quien dicen que soy yo?", es una pregunta que el cristiano debe hacerse todos los días. "Es una pregunta existencial y que la respuesta a esa pregunta es el camino de la fe", consideró.

Al día siguiente de esta celebración, los participantes se trasladaron a la basílica de Nuestra Señora de Luján donde rezaron un rosario cantado y expresaron su deseo que María les haga conocer cada vez más a su Hijo.+