Jueves 13 de junio de 2024

Lomas de Zamora: llamamiento a 'mantener vivo' el tema de las fragilidades-desafíos

  • 16 de mayo, 2024
  • Lomas de Zamora (Buenos Aires) (AICA)
El Consejo de Pastoral diocesano recordó que ellos son: comunicación, jóvenes, misión, formación, familia y atención a personas vulnerables, pastoral vocacional y compromiso en la vida parroquial.
Doná a AICA.org

En una carta dirigida a las comunidades parroquiales, el Consejo de Pastoral de la diócesis de Lomas de Zamora pidió “mantener vivo” el tema de las fragilidades -ahora llamadas "desafíos"- surgidas de las Asambleas del Pueblo de Dios del año pasado, al tiempo que presentó un resumen de los aportes y acciones propuestas en el encuentro de párrocos y referentes realizado de marzo.

Comunicación, Jóvenes, Misión, Formación, Familia y atención a personas vulnerables, Pastoral Vocacional y Compromiso en la vida parroquial, según se recuerda, son las siete “fragilidades” contenidas en la síntesis de las Asambleas, “ahora expresadas como desafíos pastorales a atender, desde nuestros diferentes espacios y posibilidades”.

“Creemos que es importante mantener vivo en las comunidades este tema de los desafíos, como parte de este camino sinodal que vamos haciendo, y trabajarlos desde el Copapa (Consejo de Pastoral Parroquial) y los diferentes grupos, para discernir cuáles tocan de cerca la realidad concreta y cómo darles una respuesta”, expresó ahora el organismo diocesano, al resumir los trabajos y aportes de quienes participaron del encuentro de párrocos y los consejos de pastoral parroquiales, que se realizó el 10 de marzo.

Entre las acciones que se proponen, según las fragilidades-desafíos señalados, se destacan:

  • "Resignificar las formas y medios de comunicación que tenemos”, teniendo en cuenta “el público al que va dirigida” y “realizar esa comunicación por varios canales”.
  • “Dar lugar a los jóvenes en las decisiones y ‘puestos importantes’, no sólo acomodar las sillas”, y “permitir la equivocación, que posibilita el crecimiento”.
  • “Acercarse a las Instituciones barriales y trabajar conjuntamente (incluir diálogo interreligioso)”; y fortalecer la pastoral vocacional, por ejemplo, promoviendo las visitas al Seminario.

Las fragilidades-desafíos se espera que sean consideradas y trabajadas en cada comunidad desde marzo de 2024 hasta el Adviento de 2026, por lo que, desde este año, son “una tarea a realizar, un camino en proceso para ocuparnos de ellas, desde la realidad concreta en la que realizamos nuestra misión evangelizadora”, de acuerdo a lo expresado en su momento.

Más información, en www.eclesia.ar y redes sociales.+