Viernes 3 de febrero de 2023

Las obras de arte sacro deben ser devueltas a los templos

  • 12 de junio, 2020
  • Florencia (Italia) (AICA)
El director de la Galería Uffizi de Florencia propuso que las obras de arte sacro que en diversos momentos históricos fueron retiradas de los templos deben retornar a las iglesias.
Doná a AICA.org

Eike Dieter Schmidt, historiador del arte alemán y desde 2015 director de la Galera Uffizi, uno de los museos con más notables exponentes de arte religioso en Florencia, Italia, defendió la idea de que el arte sacro debe ser retornado a los templos de manera que cumpla la función para la cual fue concebido. El experto indicó que las normas y prácticas actuales reconocen la importancia del contexto de las obras, lo cual respalda su idea.


Arte sacro para el culto divino
“El arte devocional no nació como una obra de arte sino con un propósito religioso, usualmente en un entorno religioso”, declaró Schmidt a The Art Newspaper. Por ese motivo propuso que las obras podrían retornar a los edificios para los cuales fueron creadas. De esta manera, al ser admiradas en los templos, las personas puedan apreciar el espacio histórico y artístico correcto de las obras además de reconocer su origen espiritual.
Además de la dirección de la Galería Uffizi, Schmidt ejerce como presidente de la Fundación Edificios de Culto (FEC) de Italia, dedicado al mantenimiento de templos históricos. Con motivo de la pandemia de coronavirus, el experto planteó la necesidad de diversificar y distribuir las obras de arte para crear un museo más amplio que no esté confinado al edificio de la Galería.


Mayor acceso a las obras de arte sacro
Schmidt también explicó que el contexto de las obras es de gran importancia para los museos. De hecho, el estado italiano conserva un concepto legal de la naturaleza arquitectónica de las obras y realiza estudios de arqueología contextual sobre las obras. Schmidt afirmó que cerca de mil obras de arte sacro de gran relevancia permanecen en los museos después de que fueran enviadas allí para protegerlas después de la Segunda Guerra Mundial.
Pero su permanencia en los museos no sólo limita el propósito para el que fueron creadas, sino que hace difícil contar con un catálogo real de las obras y de su ubicación, lo que obstaculiza incluso la labor académica. La propuesta generó reacciones diversas en la opinión pública italiana, pero tuvo también voces de apoyo en el entorno artístico.
Mark Jones, exdirector del museo Victoria & Albert, de Londres, se expresó favorablemente sobre la iniciativa. “Cualquiera que esté interesado en el arte sabe que es mejor en su propio contexto”, declaró a The Art Newspaper. “Deben establecerse reglas claras sobre cuáles condiciones debe reunir una iglesia para obtener el retorno de su arte. Y entonces debería ser restituido con una ceremonia para marcar su regreso”.+