Jueves 16 de septiembre de 2021

#VirgendelValle Comienzan las fiestas solemnes camino al cierre del Año Mariano

  • 27 de noviembre, 2020
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
Tanto la "bajada" de la imagen, prevista para el próximo domingo, como la procesión del 8 de diciembre, serán sin presencia de fieles. Todo en el marco de los 400 años de la presencia de la Virgen.
Doná a AICA.org

La tradicional “bajada” de la imagen mariana, prevista para el próximo domingo 29 de noviembre, abrirá las fiestas en honor de Nuestra Madre del Valle, que culminarán el 8 de diciembre, jornada en que también se cerrará el Año Mariano Nacional por los 400 años de la presencia de la Virgen Morena en suelo catamarqueño.

Los detalles de la modalidad en que se desarrollarán los actos litúrgicos y otras actividades, teniendo en cuenta la situación sanitaria por la pandemia, fueron brindados en el marco de una rueda de prensa en el auditorio del Museo de la Virgen. Estuvo a cargo del presbítero Gustavo Flores, rector de la catedral basílica y santuario de Nuestra Señora del Valle; el presbítero Julio Murúa y el presbítero Marcelo Amaya, coordinador y secretario general del Espacio de Animación y Encuentro Virtual, respectivamente.

El padre Flores destacó que las fiestas marianas se realizarán en “un año particular en muchos sentidos”. Por un lado, se están celebrando los 400 años de la presencia de Nuestra Madre del Valle en Catamarca, que fue declarado Año Mariano Nacional y en el que se iba a realizar el IV Congreso Mariano Nacional, pero fue suspendido por la pandemia.

“Debido a la situación sanitaria, no vamos a poder realizar las fiestas del modo tradicional como lo veníamos haciendo los años anteriores. Si ustedes recuerdan, en abril las fiestas fueron a modo virtual, sin presencia de fieles, de peregrinos, de los devotos”, expresó.

“Ahora también, en estas fiestas de diciembre tampoco vamos a tener la presencia de los peregrinos que vienen a engalanar la fiesta de Nuestra Madre del Valle, con su testimonio de fe, de devoción, de amor a Ella. Este año no vamos a poder contar con esa hermosa presencia por la cuestión sanitaria”, agregó.

La tradicional "bajada"

“El 29 de noviembre vamos a comenzar con la solemne ‘bajada’ de la imagen de la Virgen del Valle hasta el presbiterio. Esa ceremonia se va a realizar sin presencia de fieles, de modo virtual para que los devotos y peregrinos de Nuestra Madre del Valle puedan seguirla a través de los medios y las redes sociales”, indicó el rector del santuario mariano, agregando que “desde el 30 de noviembre hasta el 7 de diciembre, vamos a tener la posibilidad de participar de la celebración de la misa y del rezo de la novena, cumpliendo siempre el protocolo propuesto para cuidarnos de esta pandemia, cuidando el distanciamiento y el uso del barbijo”, detalló, y añadió: “El templo está acondicionado para que sólo se pueda utilizar el 50% de su capacidad. Y las personas que puedan venir de la ciudad capital a rezar, a pasar delante de la imagen de la Virgen del Valle, lo puedan hacer cuidando las medidas”.

Respecto de la procesión solemne, el padre Flores explicó que “el 8 de diciembre, solemnidad de la Pura y Limpia Concepción del Valle, vamos a tener la procesión, por la tarde, sin presencia de fieles alrededor de la plaza” y afirmó: “Con esa procesión cerramos el Año Mariano Nacional”.

Preparación para vivir la beatificación de Esquiú

El sacerdote destacó que las fiestas marianas servirán como preparación y lanzamiento para la beatificación de Fray Mamerto Esquiú que, si Dios quiere, se realizará el 13 de marzo de 2021.

“Todas las celebraciones y reflexiones van a girar en torno a la Virgen del Valle, a la santidad y al compromiso social. El tema de la novena será ‘Vida con sabor a Evangelio, fraternidad y amistad social’. Esto es lo que también nos pide el Santo Padre, que podamos reflexionar y trabajar en toda la Iglesia, en nuestras comunidades, para avanzar en el camino de la santidad y del compromiso social, la amistad y la caridad hacia los hermanos. De esto es ejemplo y modelo Fray Mamerto Esquiú”. 

En torno a ello, el sacerdote anunció que el domingo 6 de diciembre estará dedicado a reflexionar sobre la figura y la vida del fraile catamarqueño.

También puso acento en que “habrá una actividad importante dentro de la novena, que consistirá en una ‘catequesis mariana’, a las 10, que va a tener dos partes. Una parte histórica, que la presentará el Equipo de Historia del santuario, contando la historia documentada de la Madre del Valle. Y una parte teológica, que será coordinada por algunos obispos de la Argentina, que nos ayudarán a reflexionar sobre una virtud de la Virgen María. Todo eso con relación al Año Mariano Nacional”.

“Y a las 11, en algunos días, vamos a tener la misa celebrada desde algún santuario de la Argentina, presidida por obispos que nos acompañarán a vivir y clausurar este Año Mariano Nacional, que nos hemos propuesto como Iglesia diocesana y como Iglesia en la Argentina”, añadió.

Todos los días, por la tarde, se rezará la novena, y luego la misa presidida por el obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, con los distintos alumbrantes, participarán “en número reducido para cuidar el protocolo y el distanciamiento”, afirmó.

Clausura del Año Mariano Nacional

Por su parte, el padre Murúa manifestó que “el Año Mariano está llegando a su fin”, y recordó que “cuando se lanzó la propuesta incluía el IV Congreso Mariano Nacional y otras actividades, para celebrar los 400 años de la presencia amorosa de la Madre del Valle”.

Asimismo, consideró que “era la oportunidad de plasmar un estilo de Iglesia donde la figura de la Virgen María tiene un papel importante. Esto significa mirarla a Ella y descubrir de qué manera vivió la fe” e intentar “impregnar de este estilo mariano todos los niveles”.

En orden al Mes de María, dijo que “actualmente, se le dio más fuerza en la diócesis de Catamarca tratando de que todas las parroquias, a través de videos cortos nos vayan mostrando de qué manera la gente vivió o incorporó a su estilo pastoral la figura de María”.

“Como signo conmemorativo de todo lo vivido en el Año Mariano se va a dejar en el Paseo de la Fe una imagen que incluye el logo, para que una vez que termine el Año Mariano quede de manera visual para el país todo lo vivido en Catamarca. Esta obra se va a inaugurar durante los días de la fiesta de la Virgen, para que quede como recuerdo de lo vivido en este Año Mariano Nacional”.

Trabajos en la Gruta

A su tiempo, y ante la consulta sobre la Gruta de Choya, el padre Amaya indicó que “se avanzó en el diálogo con el gobierno provincial y municipal, para iniciar las obras de refacción y mejoramiento para sea un lugar de espiritualidad, de silencio, de oración, como son todos los centros marianos. Y mejoramiento también en cuanto a estructura, ya que es permanente el flujo de peregrinos del interior de nuestra provincia como de otras provincias”.

En este sentido, el sacerdote señaló: “Vamos a tener que trasladar las cosas” existentes en el lugar al santuario “hasta que se realicen todas las refacciones debidas. Incluso la imagen de la Virgen”. Y pidió paciencia a la gente, ya que durante el tiempo que duren los trabajos no se podrá concurrir a la Gruta. 

“Ustedes saben que hoy el turismo religioso es una de las propuestas más fuerte en distintos lugares del país, y si bien todavía no se puede pasar de provincia a provincia por la pandemia, seguramente va a llegar la normalidad que todos deseamos”, sostuvo.

El presbítero comentó que “recibimos muchos mensajes sobre la posibilidad de venir a Catamarca. Algo que el Gobierno tendrá que analizar y los COE de los departamentos. Al padre Gustavo le han informado que va a permanecer cerrado el paso durante esos días. Tendrá que ser el Gobierno el que deje claro este tema”.

“Seguramente tendrán muchos deseos de visitar a la Virgen, pero hay que esperar el momento propicio, y Ella los va a saber esperar a todos los devotos cuando sea el momento y con el cuidado de todos”, concluyó.+