Jueves 18 de agosto de 2022

La visita de una delegación católica a Corea del Norte abre una esperanza

  • 21 de enero, 2016
  • Seúl (Corea del Sur)
"La visita realizada a Corea del Norte tiene un significado importante porque esta vez la delegación estuvo formada por 4 obispos y 13 sacerdotes de Corea del Sur, que concelebraron una misa en la catedral de Changchung en Pyongyang, con una asistencia de 70 laicos católicos norcoreanos. Ojalá esto sea el punto de partida para una mayor comunicación entre el Sur y el Norte", dijo el Card. Andrew Yeom Soo-jung, arzobispo de Seúl y administrador apostólico de Pyongyang.
Doná a AICA.org
"La visita oficial realizada a Corea del Norte tiene un significado importante porque esta vez, la delegación estuvo formada por cuatro obispos y 13 sacerdotes de Corea del Sur. Ruego para que esto pueda ser un punto de partida para una mayor comunicación entre el Sur y el Norte", manifestó el cardenal Andrew Yeom Soo-jung, arzobispo de Seúl y administrador apostólico de Pyongyang, al comentar la visita efectuada a Corea del Norte por una delegación de la Iglesia católica de Corea del Sur. Los visitantes celebraron una misa en la catedral de Changchung en Pyongyang, con una asistencia de 70 laicos católicos norcoreanos.

"Nuestros esfuerzos para ponernos en contacto con Corea del Norte se remontan al año 2000, cuando el entonces Vicario Episcopal para la Pastoral Social visitó Corea del Norte. En 2003, los católicos de Corea del Norte vinieron con nosotros y celebramos una misa juntos en la catedral de Myeongdong, por primera vez en 58 años", recuerda el cardenal, quien en mayo 2014 fue el primer arzobispo de Seúl en visitar el complejo industrial de Kaesong, al otro lado de la frontera.

Ahora se dio otro paso importante: a partir de 2016 la Iglesia Católica en Corea del Sur, podrá enviar sacerdotes a Corea del Norte para celebrar la Eucaristía en las grandes solemnidades del calendario litúrgico católico. "Como Administrador Apostólico de Pyongyang, creo que el envío de sacerdotes para administrar los sacramentos en la diócesis de Pyongyang es una prioridad", dije el cardenal.

"Hemos negociado con Corea del Norte desde hace más de una década, con la esperanza de enviar sacerdotes de Seúl para ocuparse de la vida religiosa de los católicos en Corea del Norte. Estamos haciendo todo lo posible para llegar a un acuerdo sobre la cuestión. Espero que la reciente visita pueda representar el punto de partida de ese nuevo acuerdo".+