Lunes 27 de mayo de 2024

La Santa Sede pide a la ONU una 'paz justa' en Israel y Palestina

  • 7 de noviembre, 2023
  • Nueva York (Naciones Unidas) (AICA)
El observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas expresó su preocupación por la catastrófica situación humanitaria en la Franja de Gaza.
Doná a AICA.org

“La única respuesta duradera a la difícil situación de los refugiados palestinos es una paz justa, que satisfaga las demandas legítimas tanto de palestinos como de israelíes”, manifestó el arzobispo Gabriele Caccia, Observador Permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, al dirigirse a la Asamblea General de la ONU en Nueva York, sobre la situación humanitaria en Gaza.

Al pedir la protección de los civiles en Gaza y la búsqueda de una paz justa, el arzobispo Caccia denunció el hecho de que "en las últimas semanas hubo una escalada de violencia sin precedentes en Israel y Palestina, que ha resultado en deplorables niveles de sufrimiento." 

El representante vaticano reiteró, este lunes 6 de noviembre, que la Santa Sede denuncia el atentado terrorista del 7 de octubre, orquestado por Hamás y otros grupos armados, que mató a 1.400 personas. Además de los que ya perdieron la vida, muchos otros resultaron heridos y/o fueron tomados como rehenes y permanecen en Gaza.

Los ataques de represalia del ejército israelí en la Franja de Gaza, donde Hamas tiene montada su infraestructura, han resultado en la brutal matanza de más de 10.000 personas, en 31 días de incesantes ataques aéreos y bombardeos israelíes en el enclave palestino, según funcionarios de salud gazatíes.

Entre los muertos palestinos, se incluyen 4.104 niños y se sabe que muchas víctimas siguen atrapadas bajo los escombros. El asedio israelí, que exacerba la catástrofe humanitaria, está "secando el acceso a bienes vitales como combustible, alimentos y electricidad", dijo el Ministerio de Salud de Gaza.

Así, renovando el llamamiento del Papa Francisco, el Observador Permanente de la Santa Sede solicitó la liberación inmediata de los rehenes y pidió un alto el fuego.

“El terrorismo y el extremismo alimentan el odio, la violencia y la venganza, y sólo causan sufrimiento mutuo”, expuso el prelado ante la ONU, y expresó su pesar por la terrible situación en la Franja de Gaza en materia humanitaria, a la par que denunció la pérdida de vidas palestinas inocentes, así como "el desplazamiento de cientos de miles de personas y el sufrimiento indiscriminado de la población", que está siendo privada de sus recursos básicos.

La Santa Sede pide el cese de las armas
"Como en cualquier conflicto", dijo el representante del Vaticano ante la ONU, "la Santa Sede pide la protección absoluta de todos y cada uno de los civiles".

"Es imperativo que los hospitales y las instalaciones médicas, los campos de refugiados, las escuelas, así como los lugares de culto y sus instalaciones, no sean el objetivo de nadie", añadió.

Y reiteró las palabras del Santo Padre: “Les ruego que paren: ¡dejen de usar armas! Espero que se busquen vías para evitar por completo una escalada del conflicto, para que se pueda rescatar a los heridos y pueda llegar ayuda a la población de Gaza, donde la situación humanitaria es extremadamente grave. Y que los rehenes sean liberados inmediatamente”.

"Hagamos todo lo posible para evitar un desastre humanitario", prosiguió Caccia, "manteniendo abiertos los corredores humanitarios para permitir que la ayuda llegue a toda la población y poder curar a los heridos".

La UNRWA es un recurso valioso en las horas oscuras
La Santa Sede instó a la Agencia de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente (UNRWA) a seguir siendo un recurso valioso en estos tiempos difíciles.

Según el nuncio Caccia, “la UNRWA está demostrando ser crucial, no sólo para promover el desarrollo humano y proporcionar servicios humanitarios a los refugiados palestinos, incluidos los asentados en países vecinos, sino también como una fuente de esperanza muy necesaria de que un futuro pacífico es posible y alcanzable”.

Por lo tanto, la Santa Sede sugirió que, para la fundación de la paz, la UNRWA debería servir en el campo de la educación.

Además, el representante de la Santa Sede dijo que cree que, “frente a la creciente desesperación, la educación puede ayudar a dar a cada joven refugiado palestino la oportunidad de 'formar su propio futuro' y de participar en la urgente tarea de fomentar una cultura del encuentro. y combatir toda forma de terrorismo”.

“Rendimos homenaje también al gran número de miembros del personal de la UNRWA que ya han perdido la vida en los últimos días, y expresamos nuestro más sentido pésame a sus familias", añadió.

Monseñor Caccia afirmó que es imperativo que las autoridades de los Estados de Palestina e Israel, junto con la comunidad internacional, reafirmen su compromiso con una paz justa y mutuamente respetuosa.

“Aunque el camino del diálogo parece muy estrecho en la actualidad”, afirmó el representante de la Santa Sede ante la ONU, “es la única opción viable para un fin duradero al ciclo de violencia que ha envuelto esta tierra, tan querida por cristianos, judíos y musulmanes”.

Concluyó citando al Papa Francisco: "Insto a los creyentes a tomar un solo bando en este conflicto: el de la paz".+