Lunes 5 de junio de 2023

La Pastoral Social del NOA preocupada por la situación laboral en la región

  • 17 de noviembre, 2022
  • San Miguel de Tucumán (AICA)
Fue el tema central del encuentro regional de equipos del área que se desarrolló recientemente en San Miguel de Tucumán y que reunió a actores sociales de distintos sectores.
Doná a AICA.org

Los equipos de Pastoral Social del Noroeste Argentino (NOA) participaron del encuentro regional que se llevó a cabo los días 11, 12 y 13 de noviembre en la sede del seminario mayor de la arquidiócesis de Tucumán y que, con el lema “Escuchar para proponer y acompañar”, desarrolló el tema “El trabajo en tiempos de crisis”.

Los organizadores distribuyeron un documento final, en el que detallan lo actuado, exhiben el cuadro de situación social en la región y llegan a conclusiones para la acción pastoral.

El encuentro consistió en dos mesas panel con la participación de representantes de trabajadores, empresarios, organismos del Estado y de la Iglesia católica. 

En una segunda instancia participaron representantes regionales de cooperativas, movimientos sociales, trabajo rural, gobierno y movimientos eclesiales como ”Cuidadores de la Casa Común “.

De la diversidad de actores sociales que expusieron su mirada sobre el trabajo, se pudo apreciar la complejidad que el tema tiene en la región; a raíz de que, si bien han mejorado los índices de empleo, no se puede desconocer que los grandes empleadores siguen siendo los Estados provinciales ante la falta de oferta de empleo privado. 

Por otra parte, se analizó la creación de cooperativas como una salida laboral, que organiza a muchos sectores de la economía popular generando trabajo genuino. 

La realidad del trabajo rural es compleja por los problemas de tenencia de la tierra, trabajo en negro, exposición a los agrotóxicos y precarización de las condiciones de trabajo. 

Los movimientos sociales mostraron una realidad de esfuerzos por parte del Estado para contener a los desocupados y la organización de estos para crear su propio trabajo como contraprestación social y salida laboral. 

La mirada de la Iglesia sobre estos temas fue iluminada por la doctrina social y la permanente prédica del papa Francisco sobre la dignidad del trabajador y la condena a todo sistema social de exclusión, explotación y desvalorización de la vida humana. 

Los participantes del encuentro, luego de la reflexión y análisis de las realidades de la región y con profundo espíritu sinodal, se proponen intensificar las acciones de acompañamiento a los trabajadores y desempleados , a los jóvenes y mujeres y a los pobres y marginados que transitan la actual crisis económica en una situación de desprotección. 

Solicitar a los poderes públicos, en especial a la justicia, que se aboquen a resolver los problemas sociales de larga data en la región, como son: la tenencia de la tierra, la deforestación de los bosques, la contaminación ambiental por agroquímicos, la explotación minera sin cuidado del medio ambiente, el abandono de las poblaciones rurales a quienes se les priva de los servicios esenciales y a garantizar a los trabajadores salarios justos. 

“Creemos que el diálogo social es el camino para el encuentro de soluciones justas y equitativas para todos los integrantes de la comunidad humana y propiciamos la constitución de mesas de diálogo, consejos económicos y sociales y todo ámbito que genere acuerdos y crecimiento de la amistad social”, expresaron los organizadores. 

“En la esperanza de concretar acciones y sumar voluntades para la construcción y el cuidado de la casa común, hacemos un llamado a todos los hombres y mujeres de buena voluntad a sumarse a la construcción de una patria de hermanos”,+

NOTICIAS RELACIONADAS