Jueves 26 de mayo de 2022

La música: un instrumento para evangelizar en Vietnam

  • 25 de abril, 2012
  • Ho Chi Ming (Vietnam)
En el marco del trigésimo Encuentro sobre la Música Sacra en Ho Chi Ming, Vietnam, la Conferencia de obispos de Vietnam señaló que "la música sacra es una forma válida de oración y útil para atraer nuevos cristianos en una sociedad cada vez más árida e interesada sólo en el dinero". Uno de los invitados especiales a la reunión fue el padre franciscano Kim Long, quien compuso numerosas canciones religiosas e himnos durante sus 55 años de sacerdocio, muchos de ellos de forma clandestina bajo la opresión del régimen comunista.
Doná a AICA.org
En el marco del trigésimo Encuentro sobre la Música Sacra en Ho Chi Ming, Vietnam, la Conferencia de obispos de Vietnam señaló que "la música sacra es una forma válida de oración y útil para atraer nuevos cristianos en una sociedad cada vez más árida e interesada sólo en el dinero".

La reunión dio a conocer ?según informa la agencia Asia news-, experiencias de los territorios de misión , como la compartida por las religiosas de la diócesis de Nha Trang, ubicada en la zona montañosa central de Vietnam.

Ellas relataron que los fieles "están muy dispuestos a expresarse a través de las canciones. Desean ir a enseñarlas a parroquias vecinas, a pesar de los riesgos considerables y la compleja topografía del área". Las religiosas explicaron que viajar de una parroquia a otra toma varios días y que a través de la música, muchas personas se han mostrado atraídas a la fe. "En Pascua bautizamos miles de jóvenes", afirmaron.

Uno de los invitados especiales a la reunión fue el padre franciscano Kim Long, quien compuso numerosas canciones religiosas e himnos durante sus 55 años de sacerdocio, muchos de ellos de forma clandestina bajo la opresión del régimen comunista.

Es el autor de "Kinh Hoa Binh," una canción por la paz basada en la célebre oración de San Francisco de Asís y que se canta con especial sensibilidad en los territorios que padecen mayor persecución religiosa.

"Para componer un himno bello, explicó el padre Long, necesitamos orar dos veces. La primera es para pedirle a Dios la inspiración para escribir. La segunda es dirigida por los fieles, quienes a su vez necesitan orar para ser capaces de cantar bien".

El religioso anunció una donación de los ingresos que percibió durante los años gracias a sus canciones y donativos de benefactores. El dinero será entregado a la Comisión para la Música Sacra de la Iglesia católica vietnamita.+