Miércoles 28 de julio de 2021

La misa y rosario por la vida del 25 de marzo será virtual en la catedral de Buenos Aires

  • 22 de marzo, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
La 18ª edición está prevista para el próximo jueves 25, Día del Niño por Nacer, en la catedral de Buenos Aires. Se transmitirá en distintos horarios por Canal Orbe 21 y Youtube Homilías Catedral.
Doná a AICA.org

La 18ª edición de “Un Rosario por la Vida”, prevista para el próximo jueves 25 de marzo, Día del Niño por Nacer, será exclusivamente virtual a raíz de las restricciones por la pandemia del coronavirus.

La jornada destinada a rezar especialmente por la vida naciente será con misa, adoración y bendición con el Santísimo y también el rezo del Rosario.

La catedral de Buenos Aires permanecerá cerrada, pero los fieles podrán participar desde sus celulares y computadoras de este tradicional momento de oración y celebración por la vida, a través del Canal Orbe 21 y por el canal de YouTube Homilías Catedral.

La MISA POR LAVIDA estará disponible a las 10.30 por ese canal de YouTube y a las 10 y a las 19 por Canal Orbe 21.

Del ROSARIO POR LA VIDA se podrá participar a las 18 por el canal de Youtube "Homilías Catedral" y por Canal Orbe 21.

La iniciativa provida, que cumple 18 años, comenzó en 2004 por un grupo de mujeres preocupadas por los cambios en las currículas escolares, y acontecimientos que se iban sucediendo en el mundo y en nuestro país, contrarios a la vida humana y a la familia.

El primer Rosario por la Vida se llevó a cabo en la Plaza Pizzurno, frente al Ministerio de Educación. El objetivo era reconocer el valor que cada vida humana tiene en sí misma. Los carteles de difusión llevaban el mensaje: “La vida sólo pertenece a Dios”. Esa fue la segunda vez que se conmemoraba el Día del Niño por Nacer en forma pública en la Argentina, y muchas provincias se adhirieron a la oración por la vida naciente.

El 7 de diciembre de 1998 se promulgaba en la Argentina el decreto 1406/98 declarando el 25 de marzo de cada año como “Día del Niño por Nacer”. Fue el primer país en unir esa fecha a la celebración de la Anunciación.

La primera celebración se realizó en 1999 en el Teatro Coliseo, con autoridades nacionales y extranjeras. También estuvieron presentes autoridades eclesiásticas, un delegado papal y representantes de otros credos, del mundo de la política, acompañando al presidente de la Nación. Allí se declaró que “la vida es el mayor de los dones, un valor inviolable y de una dignidad irrepetible".

Después de esa primera celebración en la Plaza Pizzurno el Rosario por la vida continuó celebrándose año a año en la basílica nuestra Señora del Pilar, en el marco de una misa y orando frente al Santísimo Sacramento.

Más tarde fue el entonces cardenal Jorge Bergoglio, hoy papa Francisco, quien lo trasladó a la catedral de Buenos Aires, presidiendo él la misa y el rosario en compañía de sus obispos auxiliares. Desde entonces hasta la fecha, es el lugar donde se celebra “Un Rosario por la Vida”, precedido de una misa y con el Santísimo expuesto. Este acto de piedad mariana hoy se reza en gran parte del país.

A partir de la promulgación de la ley de despenalización del aborto, sus organizadoras aseguran que la iniciativa busca “fortalecernos espiritualmente, poniendo nuestra fe y esperanza en manos de Dios, que es el Dueño de la Vida”. Por eso, invitan a las comunidades, asociaciones, grupos de todas las religiones a unirse para rezar por la vida del niño por nacer y por toda vida, desde la concepción hasta la muerte natural.

Además, convocan a difundir esta celebración, para que a lo largo y lo ancho de la Argentina se escuche la oración por toda vida, desde la concepción hasta la muerte natural, en un momento en el que pareciera que peligra seriamente en nuestra Patria. “Sería hermoso que tanto en la capilla más perdida de nuestro extenso territorio, como en las catedrales, también en los hospitales, todos unidos ese día rezáramos al Señor de la Vida y a la Santísima Virgen, por la protección del inocente”.

Finalmente, recuerdan las palabras pronunciadas por el entonces cardenal Bergoglio en la misa de 2012, quien dirigiendo su mirada a la Virgen de Luján, imploró: “Madre, enséñanos a cuidar la Vida”. En ese sentido, pidieron: “Que ella nos guíe”.

Más información en la página de Facebook Un Rosario por la Vida o a los siguientes contactos:

Olga Muñoz (fampaz@gmail.com) o bien a ecofampaz@gmail.com (11) 6433-3336

Inés Hary (mariaineshary@gmail.com) (11) 3115-2612

Stella Maris Vivares (stellavivar@yahoo.com.ar) (11) 6049-1243

Gisele Riverti (gisele.riverti@gmail.com) (11) 3577-0507.+