Viernes 22 de octubre de 2021

La Iglesia venezolana lamenta la muerte por Covid-19 de dos de sus obispos eméritos

  • 13 de abril, 2021
  • Caracas (Venezuela) (AICA)
Monseñor César Ramón Ortega Herrera, obispo emérito de Barcelona y monseñor Tulio Manuel Chirivella, arzobispo emérito de Barquisimeto.
Doná a AICA.org

La Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) lamenta el fallecimiento por Covid-19 de dos de sus obispos eméritos: monseñor César Ramón Ortega Herrera, obispo emérito de Barcelona y de monseñor Tulio Manuel Chirivella Varela, arzobispo emérito de Barquisimeto.

Los obispos venezolanos se unen en el dolor por la partida de sus hermanos “con la esperanza cristiana en la promesa de la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo”. 

Con el fallecimiento de estos dos prelados, ya son tres los obispos víctimas del coronavirus en el país sudamericano, según informó el servicio de noticias del Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam).

Monseñor Chirivella murió la noche del 10 de abril por complicaciones asociadas al Covid-19. El prelado de 88 años, nació en 1932 en el estado de Carabobo. Fue ordenado sacerdote en 1956 a los 24 años.

En 1974 fue nombrado por el papa Pablo VI obispo de Margarita. En 1982 fue promovido a arzobispo de Barquisimeto. En 1999 fue designado administrador apostólico de Maracaibo. Su retiro por edad se dio en 2007.

Monseñor Chirivella fue presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana desde julio de 1996 hasta julio de 1999, período en el que hizo grandes esfuerzos por la defensa de los Derechos Humanos y la dignidad de la persona.

Monseñor Ortega murió la noche del 8 de abril, a los 82 años, también con sintomatología de Covid-19.

El obispo nació en el estado de Yaracuy en 1938. Se tituló como filósofo y teólogo en la Universidad Ottawa de Canadá. En 1963 fue ordenado sacerdoter. Desde entonces cumplió diferentes servicios pastorales.

El 25 de agosto de 1983 fue nombrado obispo de Margarita por el papa san Juan Pablo II. , luego en 1998 fue nombrado obispo de Barcelona hasta el 2014. Su ministerio episcopal lo dedicó a fomentar las vocaciones, especialmente las sacerdotales. +