Miércoles 17 de julio de 2024

La Iglesia en Colombia celebra en oración el Día Nacional por la Reconciliación

  • 3 de mayo, 2023
  • Bogotá (Colombia) (AICA)
El presidente del episcopado propuso a los colombianos tres maneras concretas de vivir esta Jornada, que se celebra cada 3 de mayo desde 2018, tras la visita del papa Francisco.
Doná a AICA.org

En el contexto del Día Nacional por la Reconciliación, que se lleva a cabo hoy 3 de mayo en Colombia, monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), propuso a todo el pueblo de Dios tres maneras concretas para vivir esta jornada, animada por los obispos del país desde 2018, tras la visita apostólica del papa Francisco.

“Primero, que pongan la cruz en un sitio visible de su casa, como para decir que su casa, su hogar, es un lugar y una escuela de reconciliación verdadera en Cristo Jesús”, aconsejó monseñor Rueda Aparicio. 

En segundo lugar, el presidente de la CEC propone “hacer signos de reconciliación expresos con las personas que nos rodean, con personas con las cuales se trabaja o estudia”. 

Y en tercer lugar, el arzobispo colombiano pidió rezar especialmente este día “para que Colombia encuentre caminos de reconciliación, y para que toda la humanidad encuentre a Cristo Jesús, que nos reconcilia con el Padre y que nos convierte en instrumentos de reconciliación, de paz y de vida nueva”.

Una devoción con historia
Tradicionalmente, el 3 de mayo en Colombia se celebra el día de la Santa Cruz, al igual que en otros países del continente. Se trata de recordar el emblemático instrumento en el que murió Jesús y todo su significado para los creyentes. Países como España, Chile, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Paraguay, Perú, Trinidad y Tobago, la Argentina y Venezuela también se unen a esta celebración.

De acuerdo con los cronistas, esta fiesta se celebra desde el siglo IV, tiempo en el que presumiblemente se recuperaron las reliquias o vestigios de la Cruz, la Veracruz, es decir, aquella en la que murió Cristo y que por ese tiempo estaba en manos de los persas.

El 3 de mayo es un día para recordar la humildad con la que debemos acercarnos a Cristo, reconociendo que en la Cruz Él venció a la muerte para darnos vida. De acuerdo con la tradición colombiana, en esta fecha la cruz es elaborada en laurel o con cáscaras de mazorca; y luego es adornada con flores naturales o de papel además de granos, con el propósito de expresar nuestro agradecimiento a Dios por los dones recibidos cada día. Esta cruz se coloca en un lugar visible de la casa.

Mil veces Jesús
Además de la cruz elaborada de esa forma, parte de la tradición colombiana lleva a los creyentes a recitar la "Oración de los mil Jesús" durante este día, devoción en la que se invoca el nombre de Jesús mil veces, con el fin de alejar el mal de las casas donde se coloca la cruz en un lugar visible:

“Santísima Cruz, mi abogada has de ser, en la vida y en la muerte me has de favorecer. Si a la hora de mi muerte el demonio me tentare, le diré: Satanás conmigo no contarás, ni tendrás parte en mi alma porque dije mil veces Jesús,” dice la oración.

La reconciliación nace del misterio de la Cruz y, en el caso del conflicto colombiano, esta fecha también se asocia con acontecimientos emblemáticos de violencia y muerte, como es el caso de la masacre de Bojayá, ocurrida el 2 de mayo de 2002 y uno de tantos motivos por los cuales la Iglesia recuerda la importancia de trabajar por la reconciliación y de la oración por la sanación de las víctimas.+