Miércoles 6 de julio de 2022

La Comisión de Justicia y Paz participó del encuentro convocado por la Santa Sede

  • 19 de noviembre, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
El presidente de la CNJP de la Argentina, Humberto Podetti, informó sobre el trabajo desarrollado y junto con otros representantes latinoamericanos formuló propuestas para el desarrollo integral.
Doná a AICA.org

La Comisión Nacional de Justicia y Paz (CNJP), de la Conferencia Episcopal Argentina, participó del Encuentro Mundial de estos organismos mayormente integrados por laicos convocado por el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral.

La reunión se inició con presentaciones acerca de la misión de las comisiones de Justicia y Paz en el servicio del desarrollo humano integral. Moderó la hermana Sheila Kinsey, cosecretaria ejecutiva de Justicia, Paz e Integridad de la Creación de las Uniones de Superioras General y Superiores Generales y expusieron Roza Pati, de Albania y profesora de la St Thomas University y María Hammershoy, de Dinamarca.

Luego hubo un informe de Tebaldo Vinciguerra, miembro del equipo de Ecología y Creación del Dicasterio, que está elaborando un mapeo de las Comisiones de Justicia y Paz en el mundo. Asimismo, se presentaron los informes regionales, moderando monseñor Bernard Munono, que integra el equipo de Teología y Doctrina Social de la Iglesia del Dicasterio.

Por América Latina intervinieron Daniel Seidel, presidente de la Comisión Brasileña de Justicia y Paz; Humberto Podetti, presidente de la Comisión de Justicia y Paz de la Argentina; Carmen Donoso, presidenta de la Comisión Nacional de Justicia y Paz de Chile y Marcela Soto, de la Comisión de Justicia, paz y Cuidado de la Creación de Bolivia. Informaron acerca del trabajo que están desarrollando las comisiones de Justicia en cada nación y como integrantes de la Patria Grande.

Los representantes latinoamericanos también formularon propuestas respecto del papel de Justicia y Paz en el mundo para el desarrollo de una nueva sociedad humana, la transformación del sistema económico y político tecnocrático, la creación de trabajo humano digno, el reconocimiento de los migrantes como refugiados cuando migran como consecuencia de la violencia económica, la educación como instrumento de formación integral de las personas y el necesario empoderamiento de los excluidos del trabajo, el techo, la tierra y la tecnología como nuevos actores políticos, económicos y sociales.

Luego de los informes habló monseñor Segundo Tejado Muñoz sobre el proceso de construcción de una red mundial de Comisiones de Justicia y Paz. A continuación se desarrolló un diálogo en torno de los aportes y propuestas de América Latina con Michel Roy de Justicia y Paz de Francia.

El cierre estuvo a cargo de la hermana Alessandra Smerilli, secretaria interina del Dicasterio, que agradeció este primer paso en la construcción de la red mundial de Justicia y Paz y destacó la riqueza de los aportes realizados.

Más información www.episcopado.org y redes sociales.+