Viernes 17 de septiembre de 2021

"La catequesis debe provocar una honda experiencia del amor de Dios"

  • 8 de marzo, 2021
  • La Plata (Buenos Aires) (AICA)
Lo planteó el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, en la misa por los catequistas. También los animó a despertar en los niños un proceso de crecimiento en la vida cristiana.
Doná a AICA.org

El arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Manuel Fernández, presidió este sábado la misa por los catequistas en la catedral platente que se transmitió en vivo mediante "streaming". 

“La catequesis está al servicio de un objetivo fundamental: provocar una honda experiencia del amor de Dios que desate un proceso de crecimiento en la vida cristiana”, destacó en la homilía.

“Por lo tanto -reflexionó-, a este objetivo debe someterse la 'instrucción' doctrinal porque precisamente el gran fracaso de muchas catequesis procede de obsesionarse por transmitir una gran cantidad de datos religiosos y de temas, que luego son olvidados, sin lograr que después de recibir los sacramentos las personas continúen un camino de fe”.

El arzobispo platense explicó que “a eso se debe que el papa Francisco insista tanto en el kerygma como centro permanente de la catequesis" y profundizó: "No es un tema más sino el corazón, el centro, y el manantial permanente de toda la catequesis, una catequesis orientada a provocar esa experiencia que desata un proceso imparable”.

Asimismo, consideró que, sin embargo, “estamos lejos de acoger este pedido del Santo Padre. En plena pandemia, muchos catequistas se resistieron a reducir la cantidad de contenidos y terminaron alejando a muchas familias de la catequesis y a muchos niños y jóvenes de esa experiencia fundante que necesitamos encender en los corazones”.

“Esto indica que necesitamos convertirnos también nosotros, reavivar esa experiencia del amor de Dios en Cristo vivo, para que ese fuego vuelva irresistible su anuncio y su comunicación”, subrayó.

Por su parte, el director de la Junta Catequística de la arquidiócesis de La Plata, presbítero Gerardo Patricio Gallo, recordó que el retiro realizado por la mañana marcó el inicio de las actividades de catequesis del año en esta jurisdicción eclesiástica y teniendo en cuenta que es el año dedicado a San José, se eligió el lema "Como San José, custodios de Jesús y de María", a fin de "renovar, repensar y reforzar la vocación del catequista como custodios de los misterios de Dios para el Servicio del Pueblo de Dios”.

El sacerdote agradeció y destacó la presencia de la doctora Verónica Talamé, presidenta de la Sociedad Bíblica Argentina y quien, a luz de los textos de la sagrada escritura, “nos hizo reflexionar sobre nuestra vocación y misión para la catequesis a la luz de San José”.

Además, el padre Gallo valoró positivamente las palabras del arzobispo y subrayó la importancia de “centrase en la experiencia viva y de un encuentro vivo con Jesús, que es lo que define después de todo la vocación cristiana, específicamente en este caso la catequística”.+