Miércoles 8 de febrero de 2023

La arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico se declaró en quiebra

  • 4 de septiembre, 2018
  • San Juan (Puerto Rico)
La arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico solicitó formalmente declararse en quiebra, después de que la justicia en Puerto Rico embargara sus cuentas como parte de la demanda de 184 profesores jubilados de colegios católicos que aseguran que la institución católica les debe 4.7 millones de dólares.
Doná a AICA.org
La arquidiócesis de San Juan de Puerto Rico solicitó formalmente declararse en quiebra, después de que la justicia en Puerto Rico embargara sus cuentas como parte de la demanda de 184 profesores jubilados de colegios católicos que aseguran que la institución católica les debe 4.5 millones de dólares.

El arzobispo, monseñor Roberto Octavio González, los miembros del Consejo de Asuntos Económicos y del Colegio de Consultores del arzobispado hicieron la presentación, al mismo tiempo que presentaron un recurso ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos para detener el embargo de sus cuentas.

La Superintendencia de Escuelas Católicas también pidió al juez que detenga los procesos, después de pedir acogerse al capítulo 11 de la Ley de Quiebras de la isla, llamado "de reorganización" y que está reservado para quienes tienen grandes volúmenes adeudados.

En la solicitud la arquidiócesis establece sus activos en un valor de entre 10 y 50 millones de dólares.

Los embargos, por 4,7 millones de dólares -incluye propiedades, bienes y cuentas, entre otros-, comenzaron la semana pasada cuando un juez reactivó la orden que emitió en marzo y que fue paralizada durante meses a causa de las apelaciones de la Iglesia católica.

Por su parte la abogada de la arquidiócesis, Carmen Conde, explicó que la declaración de bancarrota no busca evadir el problema sino que "fue el último recurso" utilizado para proteger a las parroquias y entidades dependientes de la Iglesia.

Aún así, la abogada aseguró que la declaración de quiebra afectará a unos 75 empleados y decenas de parroquias en todo el territorio de Puerto Rico.

¿Un ataque a la Iglesia?
Asimismo, a través de un comunicado emitido el 1 de septiembre, el padre Alberto Figueroa Morales, vicario general y moderador de la Curia, explicó que el "Plan de Pensiones de Empleados de Escuelas Católicas" es la "única entidad responsable de las pensiones", y no la arquidiócesis de San Juan.

"En ese plan solo aportaban las escuelas, patronos-participantes, y era gratuito para el empleado. Además, a diferencia de los maestros de las escuelas públicas, las escuelas católicas hicieron siempre los aportes al seguro social", agregó.

"La arquidiócesis de San Juan, sus parroquias, escuelas parroquiales y de órdenes religiosas, cumplieron y cumplen cabalmente con sus compromisos, por eso la solicitud de protección radicada no es para no pagar, por el contrario, se instó para aclarar toda la situación".

Por último el padre Figueroa aseguró que "este no es el primer ataque contra nuestra Iglesia y nuestra fe. Hay personas que están aprovechando la situación para difamar, insultar, y evitar la misión evangelizadora de nuestra Iglesia". +