Jueves 26 de mayo de 2022

La Acción Católica porteña adhiere a la oración por la unidad de los cristianos

  • 25 de enero, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
La Acción Católica de Buenos Aires se comprometió a rezar por la unidad de los cristianos y la paz en Ucrania, en el marco de la Semana de Oración internacional.
Doná a AICA.org

Con motivo de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, la Acción Católica (AC) de Buenos Aires expresó su voluntad de que se afiance la comunión de las Iglesias y, como invita el Santo Padre Francisco, se adhirió a su requerimiento de que las oraciones se prolonguen todo el año “para el reconocimiento de nuestro único Salvador”. 

La Semana de Oración fue convocada por el Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, y la Comisión Fe y Constitución del Consejo Mundial de Iglesias. 

En adhesión a este pedido de oración, la institución porteña expresó: “La AC reconoce que es posible ampliar la capacidad de salir de sí mismos hacia los demás, reconociendo su propio valor, y que prevalezca el bien común sobre las diferencias, para defender juntos, nosotros, los cristianos, el respeto a la dignidad y los derechos de nuestros hermanos.”

Y añadió: “la decadencia se vuelve muy fácil si somos incapaces de superar el individualismo”. 

En ese sentido, exhortó a que “todos seamos uno, que todos nos reconozcamos como una familia, como hijos e hijas de Dios, que estemos unidos aquí en esta tierra, y que nuestros vínculos de caridad y amor nos lleven a la vida eterna. Porque creemos en Jesucristo, quien proviene del Padre y vino a salvarnos”.

Además, señaló que “tenemos la responsabilidad de trabajar juntos por un mundo más fraterno y justo".

La entidad también se comprometió a rezar por la paz en Ucrania “para que la fraternidad humana prevalezca sobre los intereses políticos y se asegure la vida en Europa, tal cual ha solicitado nuestro Papa a los argentinos”.

Y concluyó: “Ya es tiempo para la solidaridad en un mundo globalizado, que nos conectemos en una unidad visible, olvidando diferencias, tomando el testimonio que compartimos de las Sagradas Escrituras sobre la naturaleza y obras de Cristo; y ganemos en espiritualidad para gloria de Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo en una sola comunión eucarística abierta al diálogo”.+