Sábado 25 de septiembre de 2021

Irlandeses de la Argentina se consagran al Corazón de María

  • 14 de agosto, 2013
  • Buenos Aires (AICA)
El 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Virgen María al Cielo, Irlanda será consagrada por todos sus Obispos al Inmaculado Corazón de María. La consagración será en el Santuario de Knock, durante la novena anual a Nuestra Señora de Knock. En la Argentina, la Comisión de Homenaje a Nuestra Señora de Knock convocó a todos los irlandeses y descendientes a hacer su consagración y la de su familia al Inmaculado Corazón de María unidos a los hermanos de Irlanda. Será el mismo jueves 15, a las 11.30, en la misa que será celebrada en la parroquia Nuestra Señora del Carmen (Rodríguez Peña 840, Buenos Aires) ante la imagen de Nuestra Señora de Knock, Reina de Irlanda, entronizada hace un año en este templo porteño.
Doná a AICA.org
El próximo jueves 15 de agosto, solemnidad de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María al Cielo, Irlanda será consagrada por todos sus Obispos al Inmaculado Corazón de María. La consagración tendrá lugar en el Santuario de Knock, durante la novena anual a Nuestra Señora de Knock.

En la Argentina, la Comisión Permanente de Homenaje a Nuestra Señora de Knock (COMPER), efectuó un llamamiento a todos los irlandeses y descendientes de irlandeses a hacer su consagración y la de su familia al Inmaculado Corazón de María unidos a los hermanos de Irlanda, el mismo jueves 15, a las 11.30, en la misa que será celebrada en la parroquia de Nuestra Señora del Carmen (Rodríguez Peña 840, Buenos Aires) ante la imagen de Nuestra Señora de Knock, Reina de Irlanda, entronizada hace un año en este templo porteño.

La Conferencia episcopal irlandesa (ICBC) mediante un comunicado explicó que la oración de consagración "confiará las familias, los hogares y las diócesis de Irlanda a Jesús a través del Inmaculado Corazón de María y le pedirá a ella que proteja a los jóvenes de Irlanda".

La consagración se integra según los obispos en las celebraciones del Año de la Fe, ya que la Virgen es por excelencia "la mujer de fe", a quien se encomienda el pueblo de este país en sus oraciones, y recordaron a los fieles que la consagración a la Santísima Virgen es un acto de piedad fuertemente arraigado en la tradición católica y que constituye la entrega confiada de todos los habitantes de Irlanda a Nuestra Señora.+