Martes 17 de mayo de 2022

Importante etapa en las relaciones entre la Santa Sede y Vietnam

  • 21 de octubre, 2014
  • Ciudad del Vaticano
El Santo Padre Francisco recibió al primer ministro de la República Socialista de Vietnam, Nguyen Tan Dung, con quien conversó en un clima de cordialidad, y manifestó su agrado por este encuentro que señala una etapa importante en el proceso de fortalecimiento de las relaciones entre la Santa Sede y Vietnam.
Doná a AICA.org
El Santo Padre Francisco recibió al primer ministro de la República Socialista de Vietnam, Nguyen Tan Dung, con quien conversó en un clima de cordialidad, y manifestó su agrado por este encuentro que señala una etapa importante en el proceso de fortalecimiento de las relaciones entre la Santa Sede y Vietnam.

Durante esta segunda visita del primer ministro al Vaticano después de la efectuada en 2007, se puso en evidencia el compromiso de la Iglesia a la hora de contribuir al desarrollo del país gracias a su presencia en varios sectores para beneficio de toda la sociedad.

En ese contexto se reiteró el vivo aprecio por el apoyo prestado por las autoridades a la comunidad católica en el marco de la Constitución de 2013 en materia de política religiosa al igual que por la asistencia dada al representante de la Santa Sede, no residente, en Vietnam, en el desarrollo de su misión, encaminada a la promoción de las relaciones entre Iglesia y Estado de cara al objetivo común de las relaciones diplomáticas.

Tras abordar diversas cuestiones que se profundizarán y resolverán mediante los canales de diálogo existentes, se procedió a un intercambio de opiniones sobre algunos temas de actualidad regional e internacional, en especial a las iniciativas destinadas a promover la paz y la estabilidad en el continente asiático.

Esperanza de próximas relaciones diplomáticas
"El encuentro en el Vaticano entre el papa Francisco y el primer ministro de Vietnam, Nguyen Tan Dung, fortalece nuestra esperanza de ver en el futuro las relaciones diplomáticas plenas entre la Santa Sede y Vietnam", declaró a la Agencia Fides el arzobispo de Ho Chi Minh City, monseñor Paul Bui Van Doc, que participó en los trabajos del Sínodo.

"No sabemos qué nos deparará el futuro, pero esperamos y oramos para que las dificultades sean superadas y el proceso de instauración de relaciones diplomáticas pueda llegar a buen puerto", afirmó el arzobispo, recordando, entre las buenas señales y perspectivas, que "la Iglesia ha tomado la iniciativa de crear un Instituto Teológico en Vietnam, de nivel universitario, y encontró las puertas abiertas entre las autoridades gubernamentales".

Sobre su participación en el Sínodo que acaba de terminar, el arzobispo dijo: "Fue una experiencia maravillosa, hemos experimentado la verdadera libertad de los hijos de Dios. Me llevo a Vietnam la experiencia de la Iglesia como una madre que da la bienvenida a sus hijos con misericordia; y como maestra que escucha, reza, acompaña a sus hijos en la búsqueda de la verdad. El Papa nos enseña, con su ejemplo y su testimonio conmovedor, a escuchar la voz del Espíritu Santo que trae novedades y abre nuestros corazones", concluyó el arzobispo vietnamita.+